logo
¡Atención mamás! ¿Qué son las vitaminas prenatales y por qué son importantes durante el embarazo?
Ecuador 06/07/2021

¡Atención mamás! ¿Qué son las vitaminas prenatales y por qué son importantes durante el embarazo?

Las vitaminas prenatales son una excelente fuente de nutrición, para quienes ya están embarazadas o buscan un embarazo. Están diseñadas especialmente para prevenir cualquier deficiencia nutritiva que puedan tener antes y durante la etapa de gestación. 

Los principales compuestos de las vitaminas prenatales son ácido fólico (uno de los más importantes), así como hierro, yodo y calcio fundamentales para algunas funciones del organismo.

Ácido fólico para prevenir defectos de nacimiento

El ácido fólico es un tipo de vitamina B que las células del cuerpo necesitan para crecer y desarrollarse. Ayuda a prevenir defectos de nacimiento del tubo neural, como la espina bífida (cuando la columna vertebral del feto no llega a cerrarse del todo) y la anencefalia (cuando gran parte del cerebro y cráneo no se desarrolla).

Estos defectos de nacimiento generalmente se desarrollan en los primeros 28 días después de la concepción, periodo en que muchas mujeres no se han dado cuenta que están embarazadas.

Es por eso que, tu doctor de confianza te indicará qué tipo de vitaminas prenatales necesitas o qué dosis de ácido fólico incorporar a tu cuidado diario. Por lo general, se suele recomendar 400 mcg (microgramos) de ácido fólico por día durante, al menos, 1 mes antes del embarazo hasta las 12 semanas.

Tu médico te guiará en la opción más adecuada para ti. Es por eso que, Medicity, pone a tu disposición varios productos en promoción, con la finalidad de promover el cuidado de mamá y su futuro bebé:

¿Qué más necesitas?

El calcio es otro mineral muy importante para la mujer embarazada. Puede prevenir la pérdida de densidad ósea de la madre, ya que las reservas de calcio son utilizadas por el bebé para su propio desarrollo.  

Además, cuidar los niveles de hierro es fundamental en la etapa del embarazo, ya que tu cuerpo debe producir más sangre para suministrar oxígeno al bebé y a ti.