Diversión

Estas son las 5 bebidas del terror que no debes tomar si quieres bajar de peso

Imagen foto_0000002220150623101233.jpg Por Paulina Latrach/AgenciaUno

Es el momento ideal para comenzar la "Operación Bikini 2016". Sin embargo, a la hora de iniciar una dieta no tan estricta, pocas veces reparamos en lo que tomamos para hidratarnos o acompañar las comidas. Para eliminar eso kilitos de más es necesario eliminar de nuestra ingesta las bebidas que engordan o aquellos que te hacen retener líquidos por su alto contenido en sodio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar mucha agua. Es lo más sano para la salud de las personas, en primer lugar porque hidrata y limpia los riñones.
También el té verde y el té rojo han ganado adeptos y se pueden beber a cualquier hora del día, ya sea frío o caliente, porque son conocidos por sus propiedades antioxidantes que estimulan a quemar calorías.

Ahora, en la otra vereda está el alcohol, que debes evitar en primer lugar porque es el principal enemigo a la hora de subir de peso. Esto, porque mientras el hígado trata de eliminarlo, no puede quemar grasas y una de sus consecuencias es que genera apetito.
Otro de los alimentos que debes eliminar son las bebidas con azúcar. Al hacer la prueba de eliminarlos de la dieta, la baja de peso es considerable. Estas bebidas contienen edulcorantes artificiales y a la larga pueden provocar problemas en los riñones y el hígado.

Las bebidas gaseosas provocan una sensación de saciedad, pero luego de un rato, se vuelve a sentir hambre.

Si de verdad deseas usar ese bikini el próximo verano, entonces toma nota acerca de las cinco bebidas que debes eliminar de tu cocina o de tu vida.

1.- Zumos o jugos de frutas envasados: al tomar estos jugos en vez de consumir frutas es inevitable que se pierdan algunos nutrientes. Además, consumir estos productos cargados al azúcar o edulcorantes, sin duda, no es la mejor opción para controlar el peso.

2.- Bebidas energéticas: su composición lo dice todo: cafeína, taurina, vitaminas hidrosolubles, guaraná, ginseng y minerales. Muchas de ellas son utilizadas para reducir la fatiga, pero una porción puede tener más de 200 calorías.

3.- Alcohol: es lo que más tiene calorías y son libres de nutrientes. Por ello, su consumo debería ser ocasional, uno o dos veces por semana. Pero sin exagerar, aunque hay algunos que defienden el consumo de vino debido a sus propiedades antioxidantes, lo más sano es evitarlos.

4.-Frappuccinos o café helado: en esta particular bebida encontrarás una rica combinación de azúcar, leche entera y crema. Las calorías pueden llegar a las 400 en una sola porción, y aunque son muy apetecidas por las personas en las mañanas, lo ideal es no consumirlos varias veces a la semana, ya que aumentan la grasa en el organismo.

5.- Granizados y jugos helados: Hay quienes disfrutan de una buena sangría refrescante, un Spriltz con hielo y una rodaja de naranja, pero aunque se consumen para mitigar el calor, son adictivas y aportan muchas calorías. Lo más recomendable son las opciones caseras y saludables como los jugos granizados de fruta natural sin azúcar o mezclados con verduras o hierbas como albahaca, pepino o jengibre. Ojalá se puedan endulzar con miel.