Lesiones por prácticar deportes: la alternativa que entregan las células madre para tratarlas

Además de ofrecer una recuperación mucho más rápida que otros tratamientos, las células madre permiten incluso revertir la lesión, gracias a la reparación del tejido afectado.

Quienes practican deportes habitualmente están expuestos a sufrir diversas lesiones, tales como desgarros musculares y tendinopatías. En Chile, los padecimientos traumatológicos más comunes son los de cartílago -que comprenden principalmente cadera, rodilla y tobillo- lesiones que, además de ser dolorosas, requieren un largo tiempo de recuperación.

 

Sin embargo, los avances en la medicina regenerativa y deportiva han permitido que el uso de células madre en estos padecimientos sea considerado un tratamiento al borde de la revolución. Así lo afirma el Dr. Rodrigo Mardones, traumatólogo y presidente de BiosCell, el primer y único banco de células madre expandidas en Chile.

 

Esto se debe a que la recuperación a través del uso de células madre es mucho más rápida, disminuyefácilmente la inflamación y por ende el dolor que la lesión provoca, permitiendo así retomar rápidamente las actividades normales de una persona.

 

"La terapia con células madres potencialmente podría agregarse en el arsenal terapéutico que permite recuperar lesiones en un menor lapso de tiempo, eventualmente sin secuelas ni cicatrices, evitando detener la carrera del deportista", indica el Dr. Mardones.

 

Porsu parte, Ilse Müller, directora del laboratorio de criopreservación BiosCell (www.bioscell.cl) , señala que otra de las grandes ventajas de las células madre es que pueden revertir la lesión, efecto que otros tratamientos no logran. "La persona puede recuperarse por completo. Muchos tratamientos alternativos son paliativos del dolor o el uso de prótesis de reemplazo, pero no reparan el tejido en sí llevándolo a su estado de normalidad, como lo hace esta terapia".

 

Regeneración en lesiones nuevas y antiguas

La terapia con células madre está recomendada para cualquier persona y sin importar la antigüedad de la lesión. "Cuando recién se inicia es más fácil reparar el tejido, porque está menos dañado. Si el tejido está más dañado o la lesión es más antigua, lo más probable es que requiera un mayor número de sesiones de terapia celular, para una recuperación paulatina del tejido dañado", añade Müller.

 

La obtención de estas células dependerá del padecimiento traumatológico que lapersona tenga, siendo la fuente más común la médula ósea y el tejido adiposo. "Las células madre provenientes de médula ósea son las de elección para la regeneración y reparación de tejido, en cambio y las de tejido adiposo tiene mejores resultados para la disminución de la inflamación", recalca la directora de BiosCell.

 

Uno de los casos más emblemáticos de recuperación de lesiones a través de células madre es el del destacado tenista Rafael Nadal, quien hace algunos años presentó problemas en su rodilla, lo que le significó una importante baja en su rendimiento, pero tras el tratamiento, el deportista recuperó rápidamente su nivel competitivo.

 

Una de las recomendaciones para la extracción de las células madre es que mientras más joven sea la persona, las células tendrán una mayor potencialidad, estarán menos sometidas a contaminantes ambientales o químicos y tendrán una mayor capacidad de reproducción. En el caso de un adulto mayor, si la calidad de sus células madre no es óptima, puede optarse por la donación por parte de un hijo o nieto, ya que este tipo de células no tiene problemas de compatibilidad.

 

Sin embargo, contar con células almacenadas y expandidas es una buena alternativa de tratamiento para estas lesiones, de manera de permitir una trayectoria deportiva mucho más larga.

 

Esto es lo que ofrece BiosCell, único banco de Latinoamérica que permite tener células madres expandidas, disponibles en forma inmediata frente a una emergencia clínica y a lo largo de toda la vida de una persona.