Las cinco mejores y más delirantes escenas de Tony en Los Soprano

Tony Soprano no sólo era el líder de una mafia, sino también un cariñoso padre de familia propenso a los ataques de ansiedad, infiel a su esposa (a quien decía amar) y capaz de asesinar con sus propias manos a sus enemigos .

Miles de fanáticos de James Gandolfini alrededor del mundo sienten su partida. Y es que muchos de ellos inevitablemente se encariñaron con su particular personaje en la serie Los Soprano, el mafioso Tony, interpretación que lo hizo ganador de tres premios Emmy y un Globo de Oro en la categoría Mejor Actor. 

Tony Soprano no sólo era el líder de una mafia, sino también un cariñoso padre de familia propenso a los ataques de ansiedad, infiel a su esposa (a quien decía amar), capaz de asesinar con sus propias manos a sus enemigos y que necesitaba visitar a su terapeuta para mantenerse estable. Un personaje bien construido, humano y divertido, con una personalidad definida y que fue interpretado con maestría por el fallecido actor. 

Para recordarlo en este día, hemos preparado un listado con las escenas más divertidas y destacadas de Tony:

1) Tony, el asesino:

2) El mafioso Tony muestra sus sentimientos a su terapeuta: 

3) ¿Cómo un mafioso maneja a sus hijos adolescentes?

4) Tony responde a su hija la delicada pregunta “¿Estás en la mafia?”

5) El final de la serie, una tranquila cena familiar: