Más de la mitad de las mujeres quiere cambiar su método anticonceptivo. ¿Por qué?

Un reciente estudio, realizado a más de tres mil mujeres de Estados Unidos y países europeos, concluyó que más de la mitad de ellas tiene intensiones de cambiar de método anticonceptivo en un futuro cercano.

 

Imagen foto_0000002220130325094806.jpg

El estudio, denominado "Métodos y actitudes de las mujeres sobre la anticoncepción", tenía como objetivo conocer el uso y el grado de conciencia de las mujeres sobre los métodos anticonceptivos. Y una de las preguntas planteadas a las más de tres mil mujeres estadounidenses y europeas consultadas fue si tenían intesiones de cambiar el método que utilizaban actualmente.

Seis de cada diez respondieron de manera afirmativa, y cuatro de cada diez aseguró que pretendía dejar el método anticonceptivo usado en la actualidad en un plazo no superior a los doce meses. ¿Por qué?

Si bien la razón de algunas pocas fue que querían quedar embarazadas, la gran mayoría manifestó otros motivos. "Según revela el estudio y explican desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, los efectos secundarios, tales como el aumento de peso o los sangrados irregulares, están detrás de la decisión de la mayoría de dejar u optar por otro método", informa el sitio ellahoy.es.

La investigación concluyó además que siete de cada diez mujeres tiene a los médicos ginecólogos y especialistas como principal fuente de información acerca de los métodos de anticoncepción. Les siguen los farmacéuticos (59%), familiares y amigos (en torno al 34%) e Internet (cerca del 26%).

Los métodos alternativos, sin embargo, continúan siendo desconocidos por la mayoría, de acuerdo a las conclusiones del estudio. Solo un 15% de las encuestadas sabía sobre el preservativo femenino y menos de un 10% dijo conocer los denominados monitores de anticoncepción, un sistema natural, sin hormonas, que permite a la pareja conocer, con una fiabilidad del 94%, los días fértiles de la mujer y los días con menos probabilidades de quedarse embarazada a través de un monitor electrónico o pantalla.