Encuentros eróticos inolvidables: Diez ideas para tener sexo en el agua

Hay lugares ideales, pero no desprecies además una buena tina, un Jacuzzi, o en último caso, la piscina desmontable de tu casa, todo puede servir.

 

Imagen foto_0000002220130304212555.jpg
Imagen: Getty

Dicen que es incomodo, o que no hay muchas ocasiones para practicarlo, pero lo cierto es que puede ser una experiencia inolvidable. Trata de que sea en una piscina vacía, ya sea de tu casa o edificio, pero si aprovechas la temporada baja, una solitaria playa en el Caribe, también podría ser la opción.

No desprecies además una buena tina, un Jacuzzi, o en último caso, la piscina desmontable de tu casa, todo puede servir.

El portal De10.mx, entrega estas alternativas, para disfrutar con tu pareja y nunca más decir que es incómodo, o que no hay mucha factibilidad.

 

1. Necesitas escaleras, la mayoría de las piscinas tienen unas de ellas. Haz que tu pareja se siente en ellas y se haga un poco para atrás, mientras tú te sientas en cuclillas con las piernas dobladas frente a él; te agarras de sus hombros para que no te caigas. Serás tú la encargada de llevar el ritmo y la profundidad de la penetración.

 

2. Busca la parte menos honda, donde a él le llegue el agua apenas por arriba de las rodillas, mientras tú te acuestas boca arriba y acercas tu cuerpo a la piscina mientras subes las piernas. Él de pie, sujeta tus piernas para penetrarte.

 

3. Una de las aventuras más excitantes dentro de la piscina es ¡tener sexo oral! Sólo debes tener cuidado de no tragar mucha agua. Para hacerlo, tu pareja tiene que ponerse al bordo de la piscina y tú tienes que encontrar la forma de detenerte mientras le das placer. Él puede hacer su parte igual o los dos pueden acercarse a las escaleras, recostarse y practicar el sexo oral.

 

4. También puedes agregar algunos elementos para hacer más interesante el tiempo de recreación en la piscina , como por ejemplo un flotador. Échate boca abajo en uno de ellos, haciendo que tu trasero quede, digamos, colgando, mientras él, parado (deben buscar una zona poco profunda), para penetrarte.

 

5. Con el mismo "salvavidas", tu chico se puede acostar en él, mientras tú te sientas sobre él, mirándolo cara a cara.

 

6. Y si estás en una playa del Caribe, y temes ser descubierta, aún cuando no se ve nadie a tu alrededor, lo mejor será que se abracen y besen, normalmente, mientras por debajo pones tus piernas alrededor de su cadera, mientras él te agarra del trasero y te ayuda a la penetración.

 

7. Una pelota también puede ser usada para muchas actividades; en esta ocasión, la pondrás en una parte muy baja de la piscina y te acostarás sobre ella, mientras tu chico se acuesta sobre ti y los dos hacen girar un poco la pelota; ésta les ayudará a realizar los movimientos necesarios para llegar al clímax.

 

8. Conocido como "el caballo de mar". Es una posición donde tu pareja tendrá que acostarse boca arriba para dejar que tú te sientes encima de él dándole la espalda. Él tendrá que levantarse un poco con los brazos y así lograrán una penetración mucho más profunda.

 

9. "El Submarino" es una posición para las más atrevidas. Aquí pedirás a tu pareja que se siente sobre las escaleras, mientras te sientas frente a él, para ir dejándote caer poco a poco, hasta que tus orejas queden cubiertas con agua y tengas la sensación de estar flotando. Él te va a ayudar con los brazos para que te sostengas.

 

10. La posición de la cascada es un poco más para jacuzzi. Aquí, antes de que la tina se llene de agua, acuéstate de lado y estira una pierna, la cual tu pareja sostendrá mientras él, de rodillas, te empuja a su cuerpo y te penetra. La regadera abierta puede ayudar a la estimulación.