¿Existe realmente el amor a primera vista?

Si el amor es más que una simple atracción, más que una sensación momentánea de atraerse, de deslumbrarse con el otro; entonces comienza a parecer difícil que ello ocurra de un momento a otro, al encontrarse por ahí.

 

Imagen foto_0000002920130215092047.jpg

Por Edmundo Campusano, psicólogo

Uno de los mitos más conocidos es el creer que existe el "amor a primera  vista", esa sensación de cruzarse de pronto con esa persona que podría ser la "media naranja", con la que basta unas cuantas miradas para que supuestamente ocurra una especie de flechazo, de atracción instantánea, pero que contiene no solo el gusto por el otro, sino también algo más, ese no sé qué, esa ilusión de que apareció la persona con quien se puede caminar juntos, con quien "rápidamente" se podría iniciar una relación de pareja, y quizás, ¿por qué no?, para toda la vida, ya que se le imprime la distinción de AMOR, palabra no menor, ¿no?

Si el amor es más que una simple atracción, más que una sensación momentánea de atraerse, de deslumbrarse con el otro; si lo vemos más bien como la aceptación del otro, esa capacidad que requiere dedicación y esfuerzo, para un  mutuo  entenderse,  aceptarse, mirarse en su legitimidad como un ser distinto y válido, entonces comienza a parecer  difícil que ello ocurra de un momento a otro, al encontrarse por ahí.

Lo que quizá sí parece posible es que de pronto uno empiece a "ver" al otro (con quien ya lleva un tiempo, o al menos "conoce" (y lo pongo entre comillas porque podría llevarnos toda una reflexión y discusión el preguntarse por y acerca del conocer, de si se puede o no conocer al otro, o si al final lo que hacemos es ver en el otro nuestras propias percepciones y pre juicios, por tanto no se conoce al otro), que de repente, uno comience a mirarlo de un modo más abierto, con menos exigencias, menos demandas y más aceptación, y entonces, puede que comience una emoción de amor, de ver al otro en su legitimidad, en su individualidad, a verlo y aceptarlo tal como está siendo por ahora.

El problema es que para ello se requiere tiempo. No sé cuánto exactamente, pero sí sé que un cierto  tiempo. Ahora bien, ¿ello se relaciona necesariamente con la relación de pareja estable?, ¿con cuánto tiempo las personas están juntas? No necesariamente, ya que se puede estar mucho tiempo con alguien por muchas razones, motivos y emociones distintas, que no implican o requieren necesariamente ese modo de amor. Algunos autores incluso señalan que nuestro modo de amar (el de nuestra cultura actual) cotidianamente más se parece a la adicción, a la necesidad del otro, con poca conciencia de lo que se quiere, a necesitar al otro como a una droga, más que a una verdadera emoción  amorosa, tal como la comentamos recién.

Sigue > >