¡Confirmado! Las cuarentonas, mejores amantes que las treintañeras

La mejor edad sexual para la mujer está comprendida entre los 40 y los 49 años, puesto que en esta franja ya ha acumulado suficiente experiencia sexual como para poder sentirse más desinhibida y disfrutar más de su cuerpo.

 

 

Imagen
Imagen: Getty

Los glúteos y el escote son las partes del cuerpo femenino que más gustan a los hombres, mientras que ellas se decantan por el abdomen y el trasero masculino.

 

Éstas son algunas de las conclusiones a las que ha llegado este portal, especializado en ocio para adultos, en su "Tercer estudio sobre conductas y preferencias sexuales de usuarios de Internet en España".

 

Un total de 136.756 usuarios, el 84% hombres y 16% mujeres, han respondido a 63 preguntas de un cuestionario dividido en seis apartados para obtener su Índice de Pulsión Sexual (IPS), es decir, un dato que traduce en qué medida el individuo está erotizado, la cantidad de energía psíquica que una persona destina a la búsqueda de sexo y obtención de placer sexual.

 

UN MAPA DE CONDUCTAS y PREFERENCIAS SEXUALES

De esta forma, y a partir de las respuestas obtenidas sobre autoerotismo, amoralidad, experiencia, atrevimiento, libertinaje y el uso de Internet, sexole.com ha confeccionado un mapa de conductas y preferencias sobre el lugar que ocupa el sexo en la vida de los españoles, concluyendo que sigue existiendo una marcada diferencia entre el comportamiento de los hombres y de las mujeres.

 

Condicionada todavía por tópicos morales, a la mujer le sigue costando todavía desprenderse de los tabúes del sexo y disfrutar de su cuerpo sin complejos. Pese a que le gusta el juego, el morbo y la originalidad, el sexo femenino es mucho más recatado, lo que sigue convirtiendo al hombre en el protagonista de la historia

 

Sin embargo, aunque la mujer sigue siendo más recatada, pudorosa y discreta, lo que la sitúa por detrás del hombre en el plano sexual, el estudio desmiente algunos mitos sobre los hábitos femeninos dignos de mencionar.

 

CUARENTONA, MEJOR QUE TREINTAÑERA.

El mito desmentido más relevante habla sobre la mejor edad sexual para la mujer y resulta que los treinta años no es la edad ideal, como siempre se ha creído. Según la encuesta, la madurez sexual femenina se encuentra en la franja de los 40 a los 49 años. Superados los cuarenta, las mujeres tienen más experiencia y están más desinhibidas, lo que les permite ser más atrevidas, libertinas y abrirse a nuevas vivencias para disfrutar más de su sexualidad.

 

Otro de los tópicos que se desmitifica es el de la infidelidad. El estudio revela a las mujeres cómo el género más infiel, puesto que el 49% de las encuestadas confesó serlo, frente al 43% de los participantes.

 

Aunque ellas pierden la virginidad a una edad más temprana que los hombres, ellos acumulan más experiencia durante su vida, al mantener relaciones sexuales con más personas. Pese a que su edad más lúbrica está situada entre los 30 y los 39 años, los hombres se mantienen sexualmente activos hasta llegar a los 60, cuando el IPS desciende significativamente, de 51,1 a 46,8.

 

Fuente: EFE