Vacunas del viajero: conoce los riesgos a los que te expones en algunos países

Aquellos que se preparan para viajar al extranjero estas vacaciones deben tener en cuenta ciertas medidas, como vacunarse contra algunas enfermedades comunes en otros países, sobre todo si el destino está dentro de Latinoamérica.

Imagen
Imagen: Getty

Cada año cientos de chilenos aprovechan los meses de calor para viajar a otros países, ya sea en pareja, con amigos o aprovechando las vacaciones de los más pequeños para salir en familia.

 

Sin embargo, se debe considerar que existe la posibilidad de contraer algunas enfermedades infecciosas dependiendo del lugar de destino, por lo que siempre es recomendable tomar las precauciones antes de iniciar la aventura, sobre todo si se ha escogido un destino más exótico.

 

Vacunarse es una manera simple y efectiva de salir de Chile con mayor tranquilidad y evitar contratiempos de salud que puedan terminar abruptamente con esas vacaciones planificadas para descansar y relajarse.

 

La Dra. Macarena Silva, Infectóloga de Clínica Santa María, explica que los requerimientos obligatorios en el caso de las vacunas los dan las condiciones de cada país y se relacionan con la posibilidad de contagiarse con patologías presentes en la zona, como es el caso de la fiebre amarilla, tifus y tétano.

 

La especialista pone especial énfasis en aquellas personas escogen como destino Latinoamérica, ya que son varios los países donde hay presencia de fiebre amarilla, por lo que la vacuna es fundamental. Es el caso de algunas zonas de Perú, Venezuela, Ecuador, Colombia, Brasil, Bolivia, Argentina, Paraguay y Panamá.

 

Asimismo, existen vacunas que pese a no ser críticas, sí son altamente recomendables para evitar enfermedades asociadas a la higiene de instalaciones y alimentos, como es el caso de la Hepatitis A. Esto, debido a que durante los viajes, los turistas visitan diversos restaurantes o puestos de comida, aumentando el riesgo de contagio.

Es importante destacar que las zonas que presentan riesgo de enfermedades infecciosas pueden ir variando semana a semana, así como las vacunas requeridas para cada país. La recomendación es consultar con un infectólogo para evaluar qué vacunas es necesario aplicar de acuerdo al destino escogido y también recibir de parte del especialista todas las recomendaciones necesarias para reducir el riesgo de infecciones.

 

"Lo ideal es recibirlas por lo menos 15 días antes del viaje, pero mientras más tiempo antes es mejor, ya que se asegura una mejor respuesta inmunológica. Todas las vacunas son indicadas por el médico y deben ser individualizadas a través de una orden médica para cada paciente, verificando que éste no tenga contraindicaciones para ellas", explica la infectóloga.

 

Por su parte Sandra Ponce, enfermera del vacunatorio de Clínica Santa María, explica que de hecho en varias naciones se exige tener la vacuna contra la fiebre amarilla administrada con los días necesarios para lograr la inmunidad adecuada, es decir estar inoculado entre 10 a 14 días antes del viaje.

 

El Vacunatorio de Clínica Santa María al igual que el Centro Médico Clínica Santa María La Dehesa cuentan con la certificación de Vacunatorio Internacional entregado por el Ministerio de Salud, por lo que el paciente que se presente con su orden médica y su carnet de identidad o pasaporte al momento recibir la dosis se le entregará un certificado internacional, que podrá ser presentado en cualquier parte del mundo, comprobando así que ha sido vacunado contra la fiebre amarilla.

 

Algunas recomendaciones generales para los viajeros:

• Consultar con un especialista sobre las inmunizaciones requeridas según el destino.

 

• Llevar una cantidad adecuada de los medicamentos que se toman regularmente (considerar dosis para cualquier imprevisto).

 

• Llevar un listado que describa las enfermedades que se padecen, alergias a medicamentos y remedios que se están tomando.

 

• Preparar un botiquín que contenga: desinfectante (alcohol o povidona), gasas, telas, tijeras, suero, cintas de afrontamiento para pequeños cortes y pinzas. También medicamentos de uso habitual como antiinflamatorios, analgésicos, paracetamol, antialérgicos y repelente.

 

• Evitar la exposición solar durante períodos prolongados y en horas no recomendables (de 11 a 16 horas). Usar protector solar con factor de protección 50, anteojos de sol, gorro y/o sombrero.

 

• Para el calor y humedad tomar líquidos ricos en sales minerales y usar ropa adecuada.

 

• Utilizar medidas de protección contra picaduras de insectos, especialmente de mosquitos que pueden transmitir enfermedades como el Dengue.

 

• Consumir alimentos y bebidas seguros para evitar la diarrea del viajero.