¡A siete días de la gran fecha! Música y cultura para despedir el ciclo maya

El día 22, los turistas podrán participar en la ceremonia de "advenimiento del nuevo sol" que marcará el inicio de otro ciclo maya en Copán, el principal sitio arqueológico que tiene Honduras.

Imagen

El final del ciclo maya 13 Baktun será despedido en Honduras con música y una serie de actividades culturales que se celebrarán, del 14 al 22 de diciembre, en la ciudad de Copán Ruinas y en el parque arqueológico de ese mismo lugar.

 

Testigo del fin de un ciclo de 5.125 años, herencia de la cultura maya, las festividades estarán encabezadas por el presidente hondureño, Porfirio Lobo, varios de sus ministros y miles de visitantes que son esperados por las autoridades de Turismo del país centroamericano.

 

Hace un año, el 21 de diciembre, Lobo puso el reloj en cuenta regresiva para el final del ciclo maya 13 Baktun, algo que algunos hondureños y extranjeros han querido entender como el fin del mundo, lo que ha sido descartado tanto por los arqueólogos y especialistas como por las autoridades.

 

La jornada cultural incluirá desfiles de carrozas celebrando el final del viejo ciclo maya y el comienzo de una nueva era; un simposio de arqueología, obras musicales y de teatro, y aportes de culturas vivas de Copán con la participación de indígenas de la etnia chortí, descendientes de los mayas.

También se celebrará un juego de pelota a semejanza del modo en que lo hacían los mayas; conciertos de violín, exposiciones fotográficas de Copán, de piezas mayas, artesanías; un carnaval de máscaras mayas y la presentación del documental "El Principio", realizado en Copán Ruinas por la estadounidense Shannon Kring Buset.

Una ceremonia de unificación para el fin del 13 Baktun maya a cargo del guía espiritual Christian Nottbohm, un concierto con el cantautor nacional Guillermo Anderson, la observación del solsticio, un festival gastronómico y una presentación con ritos, folclore, danzas y coreografía de corte moderno marcarán el final del ciclo maya el 21 de diciembre.

El día 22, los turistas podrán participar en la ceremonia de "advenimiento del nuevo sol" que marcará el inicio de otro ciclo maya en Copán, el principal sitio arqueológico que tiene Honduras.

En el parque arqueológico de Copán destacan una impresionante escalinata de jeroglíficos, varias pirámides, altares, estelas y templos subterráneos como Rosalila y Margarita, una acrópolis y un campo de juego de pelota, entre otras obras hechas en piedra.

En Honduras, los mayas se asentaron en el valle de Copán, en el departamento del mismo nombre, fronterizo con Guatemala.

Según el arqueólogo francés René Viel, quien lleva más de 30 años en Copán, los mayas probablemente fueron diezmados por enfermedades y falta de alimentos.

Apuntes históricos indican que los mayas habitaron un vasto territorio en Centroamérica que hoy ocupan Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y el sur de México, con una historia de aproximadamente 3.000 años.

El experto asegura que el rey de Copán, que también era un jefe religioso, tenía mucho poder y el pueblo creía que con solo hablar con los espíritus de sus antepasados podía hacer que hubiera más cosechas y que desaparecieran las enfermedades y otros conflictos.

En otro extremo, al este de la entrada al valle de Copán se localiza Rastrojón, un paraje llamado así por su densa vegetación y difícil acceso, situado en la cima de un cerro, donde se supone, por el tipo de herramientas halladas, como lanzas de obsidiana y pedernales, que los mayas tenían allí una especie de cuartel militar para defender Copán y a sus reyes.

En Copán apenas se ha investigado y explorado el diez por ciento, según los expertos, así que quizá en el año 7.137, cuando se cumpla un nuevo ciclo maya, ahí podrían estar arqueólogos, nacionales y extranjeros, como ahora, maravillándose con nuevos descubrimientos de esa civilización.