Catástrofes naturales: Aprende a prepararte y a actuar en una emergencia

¿Están tu familia y tú preparados para enfrentar un temblor de alta magnitud o un eventual terremoto? Dado que vivimos en un país sísmico, es esencial saber qué hacer antes, durante y después de una situación de emergencia. Atención a estos consejos.

 

Imagen foto_0000002220121012100233.jpg

Prevenir riesgos

-Determinar en familia las acciones a seguir cuando ocurra un sismo y tener identificados los lugares más seguros de la casa o departamento, para refugiarse ahí en caso de ser necesario. Es recomendable practicar un plan de evacuación cada cierto tiempo, con el fin de estar preparados.

-Asegúrate de que las instalaciones de gas, electricidad y cañerías de agua estén en buenas condiciones y que todos en la casa sepas cómo cerrar las llaves de paso.

-Mantén a mano números telefónicos de emergencia: ambulancia, clínicas, Carabineros, Bomberos, compañías de gas, electricidad y agua.

-Prepara un kit de emergencia con: linterna a pilas (y pilas de repuesto), velas, fósforos, radio a pilas, botiquín, comida en conservas para unos cinco días, agua embotellada, ropa abrigada, y frazadas o sacos de dormir.

-Aleja las camas de estantes, cuadros, lámparas pesadas u otros objetos que puedan caer sobre alguien en caso de sismo. Si no es posible hacerlo, anclar las estanterías firmemente al muro mediante simples escuadras metálicas.

-Instalar elementos que permitan bloquear la apertura accidental de las puertas de los muebles, especialmente los de cocina, evitando que se abran y caiga su contenido. También, procura asegurar los maceteros en los balcones, para que no caigan en caso de sismo y puedan dañar a alguien.

-Ubicar los objetos más pesados o que se pueden quebrar fácilmente en las partes bajas de los muebles, por ejemplo televisores, grandes maceteros, libros muy pesados.

Durante el movimiento

-Conservar la calma y controlar el miedo. No salir corriendo a un lugar con flujo vehicular.

-No gritar ni empujar.

-Dentro de un edificio o en un lugar con mucha gente, sin salida cercana, tratar de permanecer en el lugar hasta que la situación se calme.

-No utilizar ascensores mientras dure el movimiento ni en los minutos siguientes. Utilizar las escaleras sólo si es muy necesario.

-Alejarse de objetos colgantes que puedan caer (lámparas, esculturas pesadas, etc.), de vidrios y espejos que puedan romperse (ventanas, tragaluces, etc.), de estantes y muebles que pudieran volcarse o despedir otros objetos desde su interior.

-Las zonas más resistentes de una buena construcción, suelen ser las esquinas, rincones, pilares y el área que queda bajo el marco de una puerta. En la cocina, salir con cuidado pero prontamente de allí, sin correr. Este suele ser un lugar donde ocurren muchos destrozos y caen muchos objetos.

-Si la situación lo amerita y hay necesidad de protegerse, meterse debajo de una mesa o de un escritorio resistente (que no sea de vidrio) colocándose en posición fetal, con la cabeza junto a las rodillas, cubriéndola con ambas manos.

-Prestar especial atención y ayuda a ancianos, personas con discapacidad y niños.

-Si se vas manejando, avanzar el vehículo serenamente hacia un lugar abierto y permanecer en su interior hasta que el movimiento cese. Estacionarse alejado de peligros evidentes: edificios, cables, transformadores, puentes, vías elevadas, etc.

-Si se estás en una zona costera y el movimiento es suficientemente fuerte como para tener problemas para mantenerse de pie, alejarse de inmediato de la orilla y dirigirse a los cerros o a las zonas más altas. Observar el comportamiento del mar, ya que podría sobrevenir un tsunami.

Después de…

-Si no tienes lesiones, procura transmitir calma al resto. Verifica si hay alguien herido. Si lo hay, evita moverlo a menos que esté expuesto a un peligro mayor.

-Revisar el lugar. Evalúa rápidamente los daños que pudieron haberse ocasionado. En caso de haber grietas (especialmente diagonales), alejarse hasta que un especialista determine si se trata de daños importantes que puedan hacer peligrar la estabilidad del conjunto en caso de nuevos temblores. No permanecer al interior de construcciones que puedan constituir un peligro potencial. Se debe estar preparado para posibles réplicas.

-Verificar que no haya escapes de gas o de agua y, por seguridad, cerrar las llaves de paso. Reportar a bomberos o a la compañía respectiva cualquier problema.Examinar el tendido eléctrico y verificar su buen estado, al igual que el del alcantarillado. Evitar pisar o tocar cables sueltos o caídos.

-Controlar si se han producido incendios o situaciones que puedan provocarlos.

-Limpiar de inmediato el derrame de cualquier líquido inflamable o tóxico.

-No enciendass fósforos, velas, interruptores, ni aparatos de llama abierta o eléctricos hasta asegurarse de que no existan fugas de gas ni problemas en la instalación eléctrica.

-Abrir cuidadosamente las puertas de muebles y clósets pues al momento de hacerlo podrían caer objetos.

-Encender una radio a pilas para mantenerse informado respecto a cualquier instructivo de las autoridades o los equipos de rescate y primeros auxilios.

-Evitar utilizar el teléfono y automóvil, a menos que se trate de una emergencia. De esa forma, se colabora con que las líneas telefónicas y vías no colapsen y puedan usarlas quienes realmente lo necesiten.

-En caso de haber quedado atrapado, conservar la calma y tratar de hacer ruido con algún objeto para poder ser detectado y ayudado a tiempo.

Fuente: hagaloustedmismo.cl