Mundos Opuestos: El reality que arrasó con el rating

Al igual que en veranos anteriores, este programa aspira a ser el éxito de la temporada.

La verdad es que me gustan los Reality Shows, sobre todo en verano. Me divierte ver cómo estrellas de televisión y también gente inédita, conviven, discuten, juegan y cómo poco a poco comienzan a volverse un tanto locos con el encierro.

Ayer comenzó Mundos Opuestos, el nuevo reality de Canal 13, donde 22 concursantes participan por ganarse 50 millones de pesos.

Pasadas las once de la noche, partió el exitoso programa que arrasó con el rating del domingo, promediando 29 puntos, con un peak de 32. Hay que decir que hay un muy buen casting cargado a la “mujer voluptuosa” y “hombres musculosos y guapos”, lo cual se agradece. De hecho, tengo que decir que jamás me perdería un programa donde aparece José Luis Bibbó (Joche).

Algunos de los participantes son Nicole “Luli” Moreno, Francisco Huaquipán, Wilma González, Tony Kamo, Marcelo Marocchino, Andrés Longhton y Dominique Gallegos, entre otros, los que están divididos en los equipos “Eternidad” e “Infinito”, y que ayer tuvieron que enfrentarse a una prueba de fuerza y equilibrio, algo parecido a lo que se ha visto en programas como “Fear Factor”.

El equipo ganador fue “Eternidad” que se ganó el derecho de estar con comodidades durante siete días. “Infinito”, perdió debido a que Tamara Sepúlveda (una de las participantes desconocidas para todos), no pudo ocupar su fuerza debido a un dolor en sus brazos provocados por su reciente operación de implantes mamarios.

Quizás por ser el primer capítulo, me pareció bastante preparado y poco fluido. Con muchas situaciones forzadas, como por ejemplo, la conversación entre Dominique Gallegos y Joshe, donde ella le decía que todo había terminado entre ellos debido a que la había llamado otra mujer diciéndole que estaba haciendo el papel de novia porque él ya tenía novia. Se encararon, pero lo que daba para ser una batalla campal, fue solo un par de risitas. Así se confirma que su romance siempre fue una farsa.

Por otro lado, nada más exagerado que esa caminata por un túnel del equipo perdedor y el llanto tonto de la Luli, que me llegó a dar vergüenza ajena.

Hay que decir que la casa del futuro está increíble y que fue bien bueno el suspenso que dejaron para la sorpresa que llega en el siguiente capítulo.

Y tú, ¿viste el nuevo reality?