Deco

Las siete plantas de interior que sobreviven con muy poca agua

Estas plantas sobreviven a largos períodos de sequía y, además, son muy fáciles de cuidar.

¿Eres de las mujeres que le encantan las plantas, pero no tienes suficiente “tiempo” para cuidarlas? ¡Hay solución! Existen una extensa variedad  que requieren bajo mantenimiento y son capaces de sobrevivir con poca agua.

Y es esa característica particular las que hace única este tipo de plantas: sobreviven a largos períodos de sequía y, además, son muy fáciles de cuidar.

También son plantas ideales para mujeres que trabajan, pero que son principiantes en la jardinería y no tienen el suficiente tiempo para cuidarlas.

Las mejores plantas

Elaboramos una lista para que conozcas las plantas de interior, perfectas para decorar y que sobreviven con poca agua:

Poto

Esta planta es de las más populares y es todo un clásico en el mundo de la decoración de interiores.

El poto es una planta con hojas grandes y en diversos tonos entre amarillos y verdes, además de vivir con poca agua y es fácil de cuidar.

Dentro de la casa, el poto quedará genial colgando en una estantería o trepando con un tutor –los más comunes son los de coco–.

Con esta planta resistente debes evitar que le dé el sol directo. Pero, puedes colocarla en un espacio luminoso, pero donde reciba luz tamizada.

Cactus

Los cactus son de las plantas más agradecidas, ya que con el mínimo cuidado crecen y se desarrollan fuertes.

Los cactus almacenan el agua en su tallo, mientras que sus hojas se han convertido en pinchos para protegerla de los depredadores. Y es gracias a sus tallos que sus necesidades hídricas son inferiores a las de otras plantas.

Esta planta necesita grandes dosis de sol directo, aunque si detectas que el tallo se pone amarillas, cámbiala de ubicación.

Para el riego, con hacerlo una vez por semana en verano y cada dos en invierno será suficiente, aun así ten en cuenta la temperatura de tu zona y recuerda que es mejor regarla poco que mucho: sus raíces se podrían ver perjudicadas.

Lengua de suegra

Es otra de las plantas más resistentes y fáciles de cuidar.

Conocida también como lengua de tigre y espada de San Jorge, procede de África Ecuatorial, lo que les ha permitido desarrollarse para soportar grandes sequías. Las más populares son las que tienen hojas alargadas de un intenso verde con los bordes amarillos. 

Esta planta es enemiga de la humedad excesiva. Ubícala en un espacio luminoso, pero sin luz directa. Puede incluso crecer en la sombra sin problema.  

Violeta africana

La violeta africana (Saintpaulia) no solo es una de las plantas de interior más resistentes, sino también está en el top ten de las más agradecidas y que requiere poco agua.

Si la colocas en un lugar protegido y expuesto al sol es más que probable que florezca más de una vez al año.

Al ser una planta originaria del desierto, no se debe regar mucho y nunca mojándola por encima. Se coloca agua en el plato de debajo y se deja que absorba.

Planta del dinero

La planta del dinero, o plectranthus verticillatus, es otra especie muy sencilla de cuidar dentro del hogar.

Funciona muy bien también como planta rastrera, debido a su frondosidad y verdor.

La planta del dinero requiere poca agua para sobrevivir, pero es necesario colocarla en un lugar donde no reciba sol directo. Prosperará mejor en condiciones de semi sombra.

Espina de cristo

La espina de Cristo (Euphorbia milii) es otra de esas plantas resistentes y de bajo mantenimiento que siempre se dejan ver en muchas casas.

Y es que, además de ser muy resistente, tiene una floración preciosa siempre y cuando estén en un lugar bien soleado.

Para desarrollarse bien necesita una temperatura media, así como luminosidad, pero no sol directo.

En cuanto al riego, lo ideal es una vez a la semana en invierno y dos en verano. Pero si se te olvida, sus raíces te darán un margen hasta que la riegues. Si la ves con las flores caídas, es que necesita un poco de agua.

Aloe vera

El aloe es una planta suculenta que, además de tener infinidad de propiedades, prospera en casi cualquier ambiente y exposición.

Como el resto de plantas crasas, no exageres regandola sobre todo de otoño a primavera porque la abundancia de agua la puede matar en poco tiempo.

El aloe vera la sequedad porque va tirando de la humedad ambiental. Pero, en cambio, no soportan el encharcamiento. Se ahogan literalmente.

Mas de este tema:

Ocho plantas con flores ideales para el interior de la casa

Consejos para cuidar las plantas aromáticas en el hogar

Cuatro beneficios de las plantas de interior para la salud mental

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos