logo
Deco 03/05/2021

Ocho consejos al momento de elegir el colchón para el dormitorio

El colchón perfecto para tu dormitorio si existe, solo que debes esforzarte para encontrarlo.

Si deseas redecorar por completo el dormitorio o la habitación principal, la tarea principal debe centrarse en el color de las paredes. No obstante, también debes prestar atención a otro punto importante y que está relacionado bastante con tu descanso y tranquilidad: se trata del colchón.

Si tienes uno y lo vas a cambiar, debes tener presente algunas recomendaciones útiles: debes seleccionar uno que te cuide la espalda, se adapte a tu cuerpo y te proporcione el descanso adecuado.

El mejor colchón

En la actualidad existe una gran variedad de colchones e infinita cantidad de marcas y proveedores. Pero, indistintamente de cual sea tu elección, existen unos patrones universales que debes tener presente.

Dormir sobre un buen colchón es indispensable para tener un buen descanso y por consiguiente, una buena salud.

Recuerda que el colchón perfecto para tu dormitorio si existe, solo que debes esforzarte para encontrarlo y que el mismo se adapte a tus necesidades.

Acá te presentamos algunas características útiles que debe tener el colchón:

Un colchón perfecto es aquel que no es ni muy duro ni muy blando.

– No debe ser ni muy duro ni muy blando.

Firme, para que sostenga nuestro cuerpo bien, pero sin llegar a ser incómodo.

Homogéneo. No debe tener hundimientos ni huecos.

Adaptable al cuerpo y debe respetar la curvatura natural de la columna.

– Así como el colchón se debería adaptar a la postura de tu cuerpo, también se debe acoplar al espacio en donde lo vas a ubicar. Toma bien el tamaño de la habitación, para que el colchón que elijas no sea ni tan exagerado, ni tan pequeño dentro del dormitorio.

Otros tips de interés

Estudios recientes han demostrado que el cambio de colchón puede mejorar y reducir hasta un 63% los dolores de espalda.

– Algo que revela que debes cambiar inmediatamente de colchón es si constantemente te levantas más cansado y con dolores de espalda por la mañana. Esos síntomas son los principales indicativos de que ya es hora de jubilar tu colchón.

– Estudios recientes han demostrado que el cambio de colchón puede mejorar y reducir hasta un 63% los dolores de espalda.

– En general, la vida útil del colchón está alrededor de los 10 años por lo que, si tu colchón supera esta edad, deberías plantearte renovarlo. Lo ideal es no esperar una década para sustituirlo, lo puedes hacer a los ochos años.

– Aunque el deterioro no sea evidente, los materiales del colchón envejecen con los años, perdiendo sus propiedades.

– Las características de una persona cambian con los años y tu colchón debe adaptarse a cada momento de tu vida. En general las personas jóvenes necesitan colchones más firmes y, conforme pasan los años, los expertos recomiendan que se reduzca la dureza del colchón para ayudar a tus articulaciones y huesos.

– Con el paso de los años, el colchón va acumulando humedad y suciedad. Así proliferan los gérmenes y los ácaros, aumentando la posibilidad de sufrir alergias u otras enfermedades. Es por eso que debes escoger el más resistente.

– Fíjate siempre que el modelo de colchón que escojas tenga certificados de densidad. Se trata de certificados que aseguran que ese producto cuenta con todas las garantías y no te encontrarás con sorpresas desagradables cuando llegues a casa.

Los pies nunca deben quedar por fuera del colchón. Además, si tienes un peso elevado tu colchón debe ser firme. Las personas más delgadas deben usar colchones con mayor flexibilidad para repartir mejor el peso.

¿Cómo alargar la vida del colchón?

Acá te revelamos algunos consejos para mantener en el mejor estado posible el colchón del dormitorio y, por ende, la calidad de tu sueño y descanso:

– Al levantarte por la mañana, retira las sábanas y deja que el colchón se ventile para que se evapore el sudor antes de hacer la cama.

Utiliza una funda para cubrir tu colchón y lávala, al menos, 3 veces al año para protegerlo y asegurar la máxima higiene.

– Cambia con frecuencia la sábana, por lo menos dos veces a la semana.

– Gira el colchón cada 3-4 meses para evitar que se deforme o desgaste de manera desigual, a menos que sea de viscoelástica.

– Evita las humedades en el dormitorio para que no proliferen los malos olores así como los hongos y ácaros en la superficie del colchón.

Mas de este tema:

Errores que debes evitar a la hora de decorar un dormitorio pequeño

Decoración Ombré, el estilo que te permite jugar con el color

Cinco plantas que estimulan la mente y la creatividad

Te recomendamos en video: