logo
/ archivoClaves para identificar y prevenir la violencia sexual en las mujeres
Colombia 28/05/2021

Claves para identificar y prevenir la violencia sexual en las mujeres

Las cifras sobre esta problemática en el mundo entero llevan a que cada vez existan más campañas que rechacen cualquier tipo de abuso.

Una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido de violencia sexual o física, una cifra alarmante que ha llevado a generar más conciencia y educación frente al tema, con el fin de conocer sus situaciones de riesgo, saber cómo prevenirla y poder actuar a tiempo.

#ALasMalasNO, es la campaña de Famisanar que busca rechazar cualquier tipo de violencia contra la mujer, invitándolas no solo a educarse frente al tema, sino a denunciar en caso de identificar dentro de su entorno alguno de estos factores.

¿Qué es la violencia sexual?

La Organización Mundial de la Salud considera violencia sexual “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y lugar de trabajo”. En algunos casos implica la fuerza física, mientras que en otros la intimidación psicológica para que una persona lleve a cabo un acto sexual o cualquier otro comportamiento indeseado.

Si eres víctima o conoces algún caso de violencia contra la mujer puedes reportarlo a través de la Línea Purpura, en donde encontrarás apoyo de otras mujeres, psicólogas, enfermeras y trabajadoras sociales, comunícate al 01 8000 112 137 en Bogotá, o al WhatsApp 300 755 18 46. A nivel nacional puedes llamar a la Línea de Orientación a las Mujeres #155. Este servicio es solo para mayores de edad.          

Claves para prevenirla

  1. La violencia sexual es un acto inaceptable, sea cual sea la situación. Por eso, uno de los grandes pasos es generar conciencia personal y en la sociedad para que esta jamás sea permitida.
  2. Detectarlo a tiempo es de gran ayuda, pero también es importante evitar que esta se siga repitiendo.
  3. Promover normas de género que establezcan la igualdad y los programas de educación sexual y reconocer los derechos sexuales y reproductivos en las mujeres. 

La violencia sexual no solo tiene consecuencias en la salud física de la mujer, sino también en la parte psicológica, pues a largo plazo suelen aparecer enfermedades como la depresión, síndrome de estrés postraumático, ansiedad e incluso, intento de suicidio.

Recuerda que existe una delgada línea entre protegerte y controlarte.  ¡Denuncia la violencia sexual!