logo
Jessamyn Stanley / Jessamyn StanleyJessamyn Stanley: amor por el yoga sin estereotipos
Colombia 24/05/2021

Jessamyn Stanley: amor por el yoga sin estereotipos

La estadounidense ayuda a que las personas que practican yoga con ella o la siguen en su comunidad virtual se sientan cómodas con su figura.

La profesora de yoga, escritora y defensora de “positividad de cuerpo”, Jessamyn Stanley, ha sido conocida por brindar una nueva forma de enseñar a cruzar barreras emocionales y físicas para aceptarse como son.

Su filosofía, que denomina “energía vinyasa” como una forma brindar positividad a sus alumnos, ayudándoles a preguntarse “¿Cómo me siento?” en lugar de “¿Cómo me veo?” al practicar yoga, ha trascendido alrededor del mundo, convirtiéndola en un referente para muchas mujeres.

Ella ha causado sensación en las redes sociales al brindar lecciones de yoga sin tener un “cuerpo ideal”, lo cual la llevado a ser parte de campañas muy importantes como Formotion Activewear de Adidas, una colección inspirada en la tecnología de la ropa modeladora para ciertos deportes y prácticas.

Hablamos con Jessamyn, quien reconoce que no tiene el tipo de cuerpo típico que la mayoría de la gente puede imaginar cuando piensa en un maestro de yoga, pero eso no la detiene.

¿Cómo convirtió el yoga en un estilo de vida?

No estaba interesada realmente en el yoga hasta que comencé a practicarlo. En la secundaria odiaba hacerlo, y ya en la universidad, una amiga me animó a probarlo. Y no llegué a entenderlo como un estilo de vida o algo espiritual, sino porque realmente me sentía mejor después de hacerlo. Y me animé a tomar más lecciones.

Al principio no podía hacer bien ninguna postura. Incluso las más simples, como sentarme con las piernas cruzadas, eran imposibles para mí. Y con el tiempo, lo que entendí, fue que su práctica realmente me ofrecía más suavidad y amabilidad en mi trato conmigo misma y que esto no me lo ofrecían lugares en los que había estado antes. En esos lugares solía ser más agresiva conmigo misma. Solía decirme: “no eres lo suficientemente buena, no lo lograrás”. El yoga, sin embargo, me dio la oportunidad de solo probar. Me dio una salida de mi zona de confort y la oportunidad de romper las barreras que había creado a mi alrededor. Y con el tiempo iba todos los días a la práctica, porque se sentía como medicina para mí. Y para mí es eso: una medicina física, mental y emocional. Así, se convirtió en un estilo de vida más surgido de la necesidad, que de la práctica misma en sí.

¿Cómo normalizar una imagen corporal que no era representada en prácticas como esta?

Pienso que represento a la gente que hace yoga normalmente, pero que nunca es mostrada a nivel mediático. Cuando comencé a postear imágenes mías en Instagram haciendo yoga, la gente solía comentar: “Oh, por Dios, no sabía que la gente gorda hace yoga”. Y yo digo: “pero si la gente gorda puede hacer todo tipo de cosas todo el tiempo”. Hacemos muchísimas cosas y lo ves en Internet.

De hecho, no soy la primera persona de talla grande haciendo yoga en Internet. Entonces, tenemos un problema de visibilidad acá, y entre más personas como otra gente y yo misma hagamos más cosas y seamos más visibles, haciendo nuestras prácticas, mucha más gente querrá ser visible. Y para las mujeres que hacen deporte, ha existido un gran cambio si hablamos de diversidad. El giro ha sido increíble. Y yo hago algo que representa el camino que debemos seguir tomando, hay mucho trabajo por hacer. Y por eso creo que las campañas como “Watch Us Move” son cruciales, porque muestran cuerpos que han sido marginalizados. Y con esto, todo aquel que se ha sentido así, puede tener confianza y poder para vivir su vida.

¿Cree que su éxito en redes sociales ha tenido algún impacto en la evolución de su carrera?

Sí, sí lo creo y pienso que esto me ha permitido trabajar con colegas que admiro y amigos. También pienso que esto ha permitido hacer conocer mi trabajo a una audiencia mayor.

¿Cómo construye relaciones con su comunidad?

Siento que la forma de hacerlo es ser lo más honesta y auténtica conmigo misma.Y si posteo las cosas con autenticidad, la gente lo siente. Porque todos buscan eso. Porque buscan reconocer en ello partes de sí mismos. Y cuando yo reconozco partes de mí misma que son problemáticas, contradictorias, en mi práctica, esto pasa. Y sé que hay interseccionalidades en mi práctica misma del yoga. Y pretender ser otra persona, tratar de fingir, o glamurizar no es lo mío.

Háblanos de For Motion y la campaña que hiciste para Adidas.

Estoy muy contenta con que quisieran que yo representara la campaña, me encanta For Motion porque sostiene el cuerpo cuando se hacen movimientos intensos en el yoga.

Pienso que hay telas que son más adecuadas para ejercicios más intensos, sí, pero para un ejercicio como el yoga, de bajo impacto, puedes tener telas más gentiles con el cuerpo. Y es lo que aprecio realmente de los diseños de la colección For Motion. Y eso me encanta.

¿Y sobre las clases en YouTube?

Estas clases hechas con Adidas son para todos los niveles: para gente que no ha hecho yoga antes, o si lleva practicando mucho tiempo. Cada practicante puede sentirse como en casa con estas clases, porque son hechas para generar bienestar o para conectarse con los niveles de respiración que permiten saber qué pasa con el cuerpo y tener otras sensaciones que permitan dar otros niveles emocionales y sensoriales. Ese es el punto de la clase: incluso si practica yoga a diario, su cuerpo cambia. Entonces es para todos los niveles, todos son bienvenidos.