Colombia

Greeicy cuenta entre lágrimas una emotiva anécdota de sus padres cuando eran pobres

En varias oportunidades, la intérprete ha revelado historias referentes a su familia e infancia

Orgullo nacional, talento para exportar y una profunda humildad. Estas son algunas de las principales características que hacen de Greeicy Rendón una artista del momento, robándose los corazones de sus fanáticos.

La artista de 28 años no tiene problemas en expresar sus emociones al recordar momentos difíciles. Nuevamente habló con nostalgia sobre sus raíces humildes y a través de un video que circula en redes sociales, contó una emotiva anécdota.

Greeicy se siente orgullosa de sus padres

Luis Alberto Rendón y Lucy Ceballos, progenitores de la intérprete, no tenían suficientes recursos económicos, por lo que formar académicamente a ella y sus hermanos fue todo un desafío.

“Mi mamá cosía los uniformes y las maletas de mis hermanos y cuando ya no les quedaban los zapatos le cortaban la punta para que salieran los dedos”, contó la caleña.

Entre lágrimas, Greeicy asegura que se siente muy orgullosa de que sus padres recuerden ese tipo de cosas con alegría: “A ver, lo cuento llorando, pero lo que me da admiración por mis padres es que ellos lo cuentan muertos de la risa”.

Es un acto de valentía y digno de admirar recordar los momentos duros del pasado, que sirven de enseñanza e inspiración. Más si se trata de una artista de su calibre, que ahora es un éxito y referencia musical.

La pareja de Mike Bahía en varias oportunidades se ha mostrado orgullosa de haber crecido en el barrio Limonar, de la comuna 17 de Cali.

“Hoy después de tantos años solo Dios sabe qué tan real es lo que uno dice y Él sabe que yo no soy una mujer que vive y se desvive por el dinero, por el qué dirán, por lo que tenemos o por cómo nos vemos”, expresó Greeicy.

Greeicy Rendón

Le daba pena ver a su hermano vendiendo arepas

Hay sacrificios de nuestros seres queridos que no entendemos cuando somos niños. La intérprete de “los besos” ahora sí comprende y valora que su hermano se levantara a las 5:00 de la mañana para hacer y vender sus arepas.

En algún punto, a la nacida en Cali le daba pena con sus compañeros de colegio. “Desde las 5:00 mi hermano estaba… vea, boleando la tapa de la olla pa’ prender el carbón y hacer las arepitas”, narró.

Describió que, siempre sonriente, su hermano se despedía de ella desde la esquina donde vendía el alimento. “Hermanita, te amo, chao”, expresaba. Ante el escenario, Greeicy Rendón confesó que “a veces sentía pena”. El “qué dirán” y los temores a la discriminación afectaban a la cantante.

“Hoy en día me arrepiento porque ahora sí entiendo el valor real de las cosas. La felicidad, la salud y la tranquilidad no tiene nada que ver con el dinero y mi hermano me daba un gran ejemplo en ese momento”, reflexionó la cantante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos