logo
/ Pexels2021: El año clave, para cuidar de ti misma
Colombia 24/02/2021

2021: El año clave, para cuidar de ti misma

La pandemia nos cambió a todos y tuvimos que sobrevivir en muchos frentes. Sin embargo, puedes tener estrategias para cuidarte y cambiar elementos para transformar tu existencia de raíz.

Por : Mónica Garzón Ramírez

La pandemia ocasionada por la covid-19, sin duda, cambió significativamente la manera en que vivimos la vida. Esto ha traído incertidumbre, rutinas diarias alteradas, presiones económicas, y algo a lo que no estábamos acostumbrados de manera tan prolongada ni tan radical: el aislamiento social. Así, encerrada, viviendo casi todos los días en un escenario, te has preguntado por tu futuro y también, como millones de personas en el mundo, te has horrorizado, llenado de desesperanza y desasosiego ante las noticias, cada vez peores. Esto te ha hecho quizás, en algún momento sentirte sin control y sin tener claro qué hacer. 

No eres la única: millones de personas a nivel mundial han manifestado síntomas que derivan en trastornos de salud mental, como ansiedad y depresión. Sentimientos como el miedo, la ansiedad, la tristeza y la soledad son recurrentes en nuestra vida cotidiana. Y,  aunque los mayores esfuerzos están concentrados en hallar una solución a esto, y a pesar de los esfuerzos de varios estamentos para dar ayudas hacia la salud mental, en este artículo te ofrecemos varias herramientas que, junto con ayuda profesional y una buena red de apoyo, pueden darte estrategias de autocuidado que puedes usar incluso para el resto de tu vida y por qué no, permitirte conocer una mejor versión de ti misma.

¿Cómo puedes reconocer un gran cambio en tu estado de ánimo? 

El estrés es una reacción psicológica y física normal a las exigencias de la vida. Todos reaccionamos de manera diferente ante situaciones difíciles, y es normal sentirse estresado y preocupado durante una crisis. Pero, los desafíos diarios múltiples, como los efectos de la pandemia de la Covid-19 pueden afectar más allá.

El médico Gea Banaloche, de Mayo Clinic, nos explicó que muchas personas pueden presentar trastornos de salud mental, como síntomas de ansiedad y depresión, durante este momento, e incluso estos síntomas y todo lo que generan, pueden fluctuar con el tiempo.

Ahora bien, a pesar de tus mejores esfuerzos, quizás te encuentres sintiéndote desamparada, triste, enojada, irritable, desesperanzada, ansiosa, o atemorizada. Tal vez tengas problemas para concentrarte en tareas rutinarias y también sufras de cambios en el apetito, dolores en el cuerpo o dificultad para dormir. O, probablemente, te sea difícil enfrentar tareas de todos los días.

Cuando estos signos o síntomas duran por varios días seguidos y te causan problemas en tu vida diaria, es el momento de pedir ayuda.

Es hora de contar con una red de apoyo

Para Megan Lambertson, trabajadora social en Salud Conductual, esperar que la ansiedad o depresión desaparezcan por sí solos puede llevar a que los síntomas empeoren. Por esta razón, puedes seguir estas recomendaciones: 

-Llamar o usar redes sociales para comunicarse con un amigo cercano o un ser querido, aunque sea difícil hablar sobre tus sentimientos.

-Comunicarse con tu programa de asistencia para empleados si tu empleador tiene uno, para recibir asesoramiento o pedir una remisión a un profesional en salud mental.

-Llamar a tu proveedor primario de atención médica, o profesional en salud mental, para preguntar sobre opciones para citas para hablar sobre su ansiedad o depresión, y recibir consejos y guía.

Lo que puedes hacer por ti misma

Por otro lado, piensa que no todo es negativo. Hay muchas cosas que se pueden hacer para conservar o mejorar la salud mental durante períodos estresantes. Por ejemplo:

  • Ejercítate. A diario. Mover tu cuerpo todos los días produce de forma natural hormonas que alivian el estrés, además de mejorar la salud mental y física en general. Se puede hacer ejercicio de varias formas: caminar, usar escaleras siempre que sea posible, subir las escaleras mecánicas, correr o montar en bicicleta. Incluso bailar, dentro de tu casa, si no puedes salir. Hay canales de Youtube gratis y para todos los niveles.También, puedes unirte a una clase virtual de ejercicio , ya que ayuda a comprometerse con un horario y tener interacción social sin exponerse a peligros.
  • Duerme bien. Y lo suficiente. Las personas adultas generalmente necesitan entre 7 y 9 horas de sueño. Una siesta corta, de hasta 30 minutos, ayuda a estar alerta nuevamente durante el día. De igual manera, a fin de que el sueño nocturno sea más significativo, hay que practicar una buena higiene del sueño: evita los computadores, la televisión y los teléfonos inteligentes antes de acostarte.

-Relájate, pero practícalo. La respiración profunda, la meditación y la relajación progresiva de los músculos son maneras rápidas y fáciles de reducir el estrés.

-Come bien. Elige una dieta bien balanceada y evita comer comida basura y azúcar refinada. Limita la cafeína, ya que puede agravar el estrés y la ansiedad.

-Evita el tabaco y el alcohol. Si fumas tabaco o si vapeas, ya estás a un riesgo mayor de enfermedades pulmonares. Como la covid-19 afecta los pulmones, tu riesgo aumenta aún más. Ahora, beber alcohol para hacer frente a la situación puede empeorar las cosas y reducir su capacidad de afrontamiento. De paso, envejece tu apariencia y empeora tu sueño.

-Consume contenido que te guste e inspire. No solo como un escape: probablemente en este encontrarás gustos, hobbies e incluso corrientes intelectuales y/o espirituales que sean de tu agrado. Lo importante es buscar un elemento que te motive para ponerte en acción o contemplar nuevas formas de cambiar tu vida.