La inspiradora historia de Johana Rojas una amante de la moda colombiana

Una mujer que a pesar de los obstáculos y la enfermedad, le dice que al mundo que sí es posible ser feliz.

Johana Rojas es un ejemplo. A sus 27 años le demostró al mundo que podía levantarse de entre las cenizas en que creyó quedar luego de que los médicos no tuvieran más remedio que amputarle una pierna, pero no solo eso, también logró superar tres veces el cáncer. Nacida en Cali esta mujer se ha convertido en un ejemplo a seguir para Colombia y el mundo, porque ha demostrado que los sueños se hacen realidad.

Pese a la amputación logró ejercer una gran carrera como diseñadora, asesora de imagen y personal shopper. Un ejemplo de lucha y entereza que conmueve al mundo de la moda.

La también influenciadora de Aerie, por medio de su historia quiere que su testimonio se conozca y se reproduzca, busca ayudar a otras mujeres para que reconozcan su valor y su fuerza más allá de su cuerpo. En entrevista nos contó su inspiradora historia.

¿Cuándo se apasionó por la moda?
Me apasioné con la moda, la verdad es que es una pasión de toda la vida, pero es por varias razones. La primera, porque mi papá fue el primero que me inculcó vestirse bien, él es el más “cachesudo”, le encanta verse bien; entonces fue él que me enseñó que es importante sentirse bien.

A raíz de la prótesis para mi era importante esconderla y la única forma que yo vi fue a partir de la moda, que la moda fuera lo primero que la gente viera de mi antes de la prótesis, y por eso es que yo siempre adquirí un estilo como oversized para tapar y que la gente viera las capas sobre capas que tenía de topa y no la pierna que no estaba.

¿Cómo surgió la idea de crear Ocre y Arco?
La historia es la siguiente: todo surgió luego que yo me graduara de la universidad.  Después me quería ir a estudiar a Londres y antes de irme le descubrieron a mi prima cáncer y a los 20 días falleció porque estaba muy avanzado. En ese momento me dicen los doctores que tengo que hacer exámenes genéticos, yo me los hago y el plan era irme a Londres con el fin de ver la universidad donde quería estudiar y quedarme allá. Después volver hacer los papeles y regresarme a hacer la maestría, pero cuando me dan los resultados, me dicen que tengo un síndrome que me hace muy propensa a tener cáncer, mi médico oncólogo dijo que debía estar en chequeos cada tres meses, entonces pues era ilógico irme del país porque iban a ser muchos gastos.

Ahí es donde decido dónde quiero construir mi vida, y elijo Cali. En la universidad de Londres hice unos cursos de cazador de tendencias donde nos mostraron diferentes conceptos de tiendas y en esas me mostraron las concept stores. Cuando llegué a Colombia estaba perdida, no sabía que hacer y fue súper doloroso tener que renunciar mis sueños y volver a Cali, pero yo tampoco me quería quedar en Bogotá porque no tengo familia. Para mi también era importante buscar una independencia pero por mi síndrome era muy difícil el tema de tener un empleo, y ahí es donde surge la idea de una concept store, y se la planteo a mi papá. Él me dice estructúrala y preséntame el proyecto; duré seis meses estructurando todo el proyecto haciendo todo el diseño, referentes estéticos, referentes conceptuales, información de usuario, todo este tema y le paso el proyecto a mi papá “esto va a ser Ocre y Arco, esto es el proyecto”.
A los seis meses me dice dale, empecemos. Y Obre y Arco se abre casi un año meses después del primer pensamiento.

¿Podría decir que la moda ha sido la forma para aceptarse a usted misma?
La moda ha sido la forma de aceptarme a mi misma, también se convirtió en algo que me apasiona y me gusta. Antes era el medio para esconder la prótesis y en este momento es el medio para mostrar la prótesis. Creo que la ropa es una forma de expresar quién eres y por qué eres de tal forma. Por la ropa puedes expresar tus sentimientos, lo que te gusta.

Definitivamente la moda es la primera impresión que le das a la otra persona para que pueda conocer un poquito de ti.

Más allá de la moda, ¿cuál es el mensaje que quiere transmitir a todas las personas que la siguen?
Que hay que buscar la felicidad y hay que hacerlo con lo que a uno le apasiona. Uno es más que una cosa, uno es muchísimas cosas, uno tiene muchas facetas. Yo soy una persona que tiene una prótesis, que es discapacitada, que soy sobrina, prima, amiga, novia, empresaria, que todos los días intenta buscar su mejor versión, ser una mejor persona y que en pequeños detalles busca la felicidad. Entonces eso es lo que quiero transmitir en redes sociales, que no importa lo que te este pasando, uno puede ser feliz.

¿Le gusta retarse constantemente?
Me encanta retarme, yo soy una persona de las que cree que si no me estoy retando no podría vivir. Me he tirado de paracaídas, he hecho tres emprendimientos. En el retarse está el crecer y cuando uno se reta todo el tiempo está buscando mejorar en cualquier cosa, entonces me encanta retarme.

¿Cómo define su estilo?
Defino mi estilo un oversized pero también que se viste dependiendo del estado anímico en el que esté. No tengo un estilo propio, ni uno en particular, sino que depende el estado de ánimo del día

¿La mejor experiencia en su vida?
La mejor experiencia de mi vida no es una sino muchas. Una que particularmente me marcó y me encantó, fue mi primer viaje sola, una experiencia muy bonita el poder compartir con tras personas, conocer diferentes culturas, en esa misma oportunidad hice paracaídas.

Y otra fue un viaje a Asia para retarme infinitamente y creo que fue el momento en el que más me he retado en la vida, fui a la muralla china a caminarla durante ocho horas en medio de un camino rocoso, difícil, empedrado.

INICIATIVA

Johana hace parte de la campaña #AerieREAL Role Model’19 que incluye conversaciones reales sobre la confianza en el cuerpo y las causas sociales. La campaña muestra a mujeres sin retoques que se ven hermosas y empoderadas para llevar a casa unl mensaje de amor propio y confianza.