Chile

Daniel Fuenzalida y brujería con CHV: “Hice un ritual para que me llamaran de vuelta”

Animador confesó su acto desesperado y otros hechos de magia negra sobre Raquel Argandoña y Karen Doggenweiler.

Daniel Fuenzalida

A raíz de las declaraciones de Martín Cárcamo que reveló en Canal 13 que había encontrado hace un tiempo atrás un muñeco rubio con alfileres en la cara en el closet de su casa, al más estilo vudú, el panel de “Me Late Prime” confesó sus propias experiencias con la brujería y también antiguos pelambres que involucrarían a famosas animadoras como Raquel Argandoña y Karen Doggenweiler con la magia negra.

Fue en esa dinámica que el animador Daniel Fuenzalida recordó la propia vivencia que realizó de manera desesperada por volver a trabajar a Chilevisión, donde había sido despedido.

“Yo les voy a reconocer algo”, partió contando a sus compañeros del canal TVMás.

“Cuando me despidieron de Chilevisión, el 2002, fui donde una bruja para ver qué iba a pasar, si iba a volver a la tele. Yo tuve un duelo eterno con Chilevisión. Me demoré como tres años en ver el canal porque estaba tremendamente dolido, porque era mi casa, me había criado ahí, todo el cuento. Y ahí fui donde una bruja e hice un ritual para que me llamaran de vuelta. Le dije quiero volver a mi lugar de trabajo, necesito estar ahí. (Ella) me hizo escribir los nombres de los ejecutivos de esa época de Chilevisión y los tuve que poner como en una botella y escribirle una carta a los ejecutivos que quería estar devuelta y no resultó”.

Pero antes de desclasificar su anécdota, el panel se mandó un par cahuines de retro farándula, con respecto a la hechicería que habrían realizado algunas famosas en contra de colegas.

El pelo de Nunes

En una oportunidad, Viviana Nunes le contó a Daniel que Raquel Argandoña le habría hecho brujería tras obtener pelo de ella, desde una peluquería donde asistían “y habría pasado algo”. “Por eso es que, puede ser, las famosas no comparten peluquerías”, agregó Sergio Rojas.

Los huevos de Karen

“A un huevo le escribían el nombre de una persona y lo congelaban en el freezer del refrigerador”. Y esto significaba “que las personas quedaban congeladas y no podían avanzar personal ni profesionalmente. Pero ojo, usted no lo vaya a hacer, si todo esto tiene un karma. Todo se devuelve”, advirtió Daniel Fuenzalida. “Acuérdate que esta chica congelaba los huevos, la Karen Doggenweiler. Lo contó otra famosa que había ido a la casa de la Karen, había abierto el freezer y había encontrado huevos con nombres de personas. No me puedo acordar si (quien lo dijo) fue la Bárbara Rebolledo”, descaseteó Sergio Rojas.

El amarre de Antonella

Antonella Ríos confesó que a “una persona que yo quería conquistar, le puse la foto, miel y al pie. Para pisarlo con el pie y no resultó. Me dejó, me abandonó. Él me terminó y nunca volvió”. Tuvo mala pata, comentó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos