Abogado del hijo de Luli apuesta por una salida alternativa: "Estamos tratando de negociar"

El joven de 16 años estuvo involucrado en un incidente que terminó con otro menor gravemente herido

A principios de este año, Nicole "Luli" Moreno vivió un complejo momento junto a su hijo. El joven de 16 años estuvo involucrado en un incidente que terminó con otro menor gravemente herido. El hijo de Luli fue detenido y formalizado por homicidio frustrado.

Tras la audiencia, el menor fue ingresado a un centro del Sename en donde permaneció por el periodo que duró la investigación. En ese entonces, la modelo enfrentó varias especulaciones. Incluso se le acusó de tener privilegios a la hora de visitarlo. Posteriormente, quedó con arresto domiciliario nocturno.

Este lunes, en el matinal Hola Chile de La Red, Carlos Espinoza, abogado defensor del hijo de la conductora de Siempre fuerte, detalló en qué se encuentra el caso. "El proceso de investigación ya está por terminar. En este momento se esta hablando con la Fiscalía para tener un término anticipado", sostuvo.

Espinoza dijo que aún no se ha resuelto nada, pero que de aquí a dos meses se espera que finalice el proceso. "El escenario depende de la calificación del delito, si es homicidio frustrado o lesiones graves. Bajo ese predicamento, tendría que ver la Fiscalía qué calificación jurídica le va a dar", afirma.

Por otro lado, aclaró la intervención del joven en el incidente. "Su participación es la de ser influido por adultos y pares criminógenos en una acción que él no quería que se realizara", señala.

"Nosotros no es que estemos buscando una salida anticipada. Esta petición no la propone la defensa, sino que toda salida, alternativa o un procedimiento diferente al juicio ordinario, la propone muchas veces la Fiscalía. En este caso, la Fiscalía señaló que hay posibilidades de un procedimiento abreviado. Pero no se han fijado, ni siquiera, los detalles. Estamos tratando de negociar y ver los detalles para resolver lo antes posible este juicio", sostiene.

El abogado explica que cuando hay dos versiones, "las partes pueden dar un término anticipado a través de salidas alternativas". Pero para llegar a eso, los dos lados tienen que conversar antes. "Esto no implica inhablitación de ninguna de las partes", aclara.

"Lo que se intenta evitar es el juicio oral. Cuando es abreviado uno no acepta responsabilidad. Lo que haces es aceptar los hechos de la carpeta investigativa y, efectivamente, la acusación que hace el Ministerio Público", enfatiza.

Te recomendamos: