5 señales de que no le agradas a tu jefe

Si tienes la sospecha de que tu jefe no te soporta, estos puntos te sacarán de la duda

 

Se espera que los jefes sigan cierta política de buen comportamiento y siempre sean justos y sensibles frente a las necesidades de sus empleados. No se trata de que cumpla los caprichos de sus empleados pero sí que tenga ciertas consideraciones hacia ellos para asegurar la calidad de su trabajo y la satisfacción con el empleo.

Sin embargo, a veces puede suceder que un jefe no sea del todo agradable y llegues a sentir cierta aversión, falta de respeto e incluso odio hacia tu persona.

Claro, hay que saber distinguir cuando se trata de su labor como jefe y no esperar a que sean los mejores amigos de la vida pero sí tomar en cuenta ciertas señales que indican que definitivamente no eres de su agrado (y por eso hace de tu jornada laboral una pesadilla)I

Siempre te hace sentir un poco excluida

Una señal segura de que su jefe no te respeta es que constantemente se asegura de no llamarte a una de reunión para determinar temas del día o llegar a acuerdos entre el equipo con el que trabajas. Si no te asigna ninguna responsabilidad o incluso si hace que tu posición en la empresa se sienta como de menor categoría, aunque haya otros abajo de ti, entonces puede ser una bandera roja. No dejes que te haga menos y ante todo pero con respeto, pon tus ideas sobre la mesa. Recuerda que "el que calla otorga" y si le das el poder de dejarte fuera aunque sea algo que te compete, entonces terminarás como una carga.

Encuentra fallas en cualquier trabajo que hagas

Como empleada es tu responsabilidad llevar el trabajo con la mayor calidad posible y aunque es normal que tus superiores corrijan o pidan mejoras en ciertos aspectos de lo que entregas, si tu jefe te odia, hará todo por resaltar tus errores y recalcará lo mal trabajador que eres. Si tiene la sensación de que no importa cuán perfecto sea el trabajo que realices o cuánto esfuerzo pongas en un proyecto y sabes que tu jefe simplemente nunca estará satisfecho, entonces esa es una señal a tomar en cuenta de la mala relación que tiene contigo.

Una persona que respeta tu trabajo y ve fortalezas en ello, siempre intentará alentarte e incluso manifestará lo positivo de tu labor en el equipo en lugar de simplemente centrarse en lo único que no hiciste.

Prefiere enviar correos electrónicos o mensajes de texto en lugar de llamar o hablar en persona contigo

La tecnología es algo de lo que ninguno de nosotros puede prescindir en un trabajo. Es algo en lo que todos en una empresa confían para funcionar de manera adecuada e incluso ahorrar tiempo. Aunque es muy cómodo, el contacto humano es necesario dentro de un equipo de trabajo y habrá ocasiones en las que el trabajo sea más efectivo si comunicas las cosas de frente. Sin embargo, si notas que pase lo que pase, tu jefe nunca habla contigo en persona y solo se comunica por medios electrónicos, entonces eso es una señal segura de que no hay una empatía hacia ti. Claro, antes de llegar a esta conclusión, asegúrate si esto sólo pasa contigo o si aplica lo mismo para todos.

Te grita incluso por las cosas más pequeñas

Ninguno de nosotros es perfecto y en algún momento, todos cometemos errores sin importar lo buenos que seamos para hacer una tarea en particular.  Una señal de que no le agradas del todo a tu jefe es si te grita cuando cometes el más mínimo error en tu trabajo. Resaltar los errores más absurdos de un empleado enfrente de todos, es una forma de ridiculizarlo. Aunque se sabe que los jefes pierden la paciencia por las  tantas presiones con las que lidiar a diario, hay muchas formas de corregir un error y de llamar la atención del que hace algo mal.

El trabajo antes que la persona

Una buena manera de comprobar si le caes mal a tu jefe, es observar sus reacciones cuando pides un día libre por motivos personales, o vuelves al trabajo después de estar unos días enferma. Como empleados, todos tenemos ciertos derechos cuando se trata de situaciones personales, además del derecho a descansar o faltar por complicaciones de salud o familiares. Si tu jefe siempre te niega permisos o te pone trabas para terminar el trabajo y puedas salir temprano o si no toma en cuenta tu estado de salud o ánimo pero el de los demás sí, entonces ten cuidado. Cuando ni siquiera te pregunta cómo te encuentras, es una señal de que no le importa tu salud o tus emociones.

Te recomendamos en video