Estos son los ejercicios que no debes hacer después del parto

Ejercicios que puedes hacer después del parto.

Luego de dar a luz toda mujer tiene la necesidad de recuperar y tener una esbelta figura. Es casi obsesivo que la gran mayoría quiera perder los “kilitos” de más que sumo su cuerpo durante el embarazo.

El Personal Trainer y profesional del Fitness, Mario José Rodríguez, explicó a Nueva Mujer que “practicar ejercicios luego de dar a luz, en especial si es por cesárea, y sin asesoramiento puede traer serios problemas para la salud. Muchas mujeres abusan con rutinas de ejercicios que sin evaluación desencadenarían serias lesiones en el cuerpo”.

Explicó que la “práctica de abdominales” es el error más común entre las nuevas madres. “Hacer abdominales de manera obsesiva y para reducir la cintura y caderas puede provocar lesiones graves en la pelvis. Se debe esperar entre un mes y dos meses para comenzar el ejercicio y con intensidad suave, con el paso del tiempo se puede avanzar a una fase moderada”.

Señaló el experto que “la actividad física debe dirigirse a la recuperación del suelo pélvico y el abdomen, en lugar de la pérdida de peso Debe ser un proceso gradual y coordinado, no abusar en este esfuerzo físico porque incluso puede afectar los puntos de la sutura por la cesárea. Hay que tomar en cuenta que el cuerpo asume una nueva estructura y todos los órganos se deben reacomodar una vez que sale el feto”.

“Nunca se debe forzar al cuerpo con ejercicios de alta intensidad, como largas caminatas o levantar pesas de gran tamaño. El organismo de la mujer aún se encuentra en fase de recuperación, de adaptación y, por eso, es susceptible a lesiones”.

El personal trainer aprovechó la oportunidad para descartar un mito muy común relacionados con los ejercicios y la nuevas madres. “Es totalmente falso que hacer ejercicios físicos afecta los niveles de las hormonas relacionadas con la lactancia. Las mujeres deben cuidar más su alimentación, que sea balanceada con un mayor consumo de frutas y vegetales”.

Rodríguez recomendó a las nuevas madres “comenzar con pequeñas caminatas que no excedan de 30 minutos. Esto te ayudará a reacondicionar tu cuerpo, recuperar la elasticidad, obtener más energía. Si tienes una bicicleta o caminadora estacionaria puedes empezar con rutinas de 5 minutos e ir aumentando la intensidad. Con el paso del tiempo podrás recuperar la resistencia y fuerza”.

Te recomendamos en video: