Estos alimentos pueden causarle la muerte a tu perro

Varios de los alimentos más comunes que hay en nuestros hogares pueder causar graves daños en nuestras mascotas.

Somos fanáticos de los perros y nos encanta que ellos compartan con nosotros en cada momento. Sin embargo, esta estrecha relación pueden provocar algunos inconvenientes en nuestra mascota, sobre todo si llegan a comer algunos de los alimentos que nosotros ingerimos.

Tenemos como costumbre darles a nuestro animales algunos de los restos de nuestra comida y, por muy sabrosos que éstos sean, pueden terminar provocando daño en sus organismos el cual, incluso puede llegar a ser mortal.

perrocallejero660x550-1.jpg

“La flora intestinal de los humanos es  mucho más variada que la de nuestros animalitos, por lo que podemos digerir distintos tipos de alimentos sin enfermarnos, a diferencia de ellos. La ingesta de comida como longaniza o trozos de empanada puede causarles serios problemas digestivos tales como vómitos y diarrea, que obligarán a los amos a llevarlos a la consulta veterinaria, ya que la cebolla, como otros ingredientes, son tóxicos para nuestras mascotas”, explica Francisca Montero, veterinaria de Royal Canin.

Si nuestro perro llega a consumir carne, embutidos, mayonesa, papas o frituras podría sufrir varios signos asociados a problemas gastrointestinales, como dolor abdominal, vómitos y diarreas que pueden ser sanguinolentas. 

Debido a esto, pude sufrir decaimiento, deshidratación y anorexia. Si los síntomas no se controlan de manera oportuna, es probable que sea necesaria una visita al veterinario. En el caso de los cachorros, los cuidados deben intensificarse. “En el caso de perritos no adultos no podrán digerir este tipo de alimentos ya que en esa etapa de la vida sus enzimas digestivas están escasamente activas y una indigestión puede tener consecuencias irreversibles”, agrega la profesional.

Los huesos tampoco resultan adecuados. Nuestras mascotas y especialmente los perros, no deben consumir huesos de ningún tipo, ya que éstos pueden provocar obstrucciones intestinales, perforaciones en paladar, en hocico, en el estómago, en recto o bien dañar las mucosas del tracto digestivo.

peleasdeperros660x550-1.jpg

El chocolate también es un alimento prohibido. Una de las sustancias que contiene el cacao puede ser tóxica para estos animales y en grandes cantidades causarles la muerte. “Mientras más cacao contenga el chocolate, más tóxico será para la mascota. El chocolate amargo, por ejemplo, contiene 0,5% de teobromina, por lo que un perro de 10 kilos mostraría signos de intoxicación al ingerir desde 225 gramos de esta golosina”.

Los perros tampoco deben comer caramelos o dulces. Un edulcorante llamado Xilitol, que es utilizado en caramelos sin azúcar, produce en los animales una estimulación de la secreción pancreática de insulina, lo que termina por producir hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre).

“Siempre se debe respetar la dieta de los perros según los consejos del veterinario y la información que entrega el fabricante del alimento que consume habitualmente. Los animales no asocian comida con placer, ya que para ellos lo que comen sólo es un medio de subsistencia. El placer lo obtienen de estar saludables y de jugar con sus amos. Finalmente, ante cualquier alteración de salud o intoxicación de nuestro perro, siempre es de vital importancia llevarlo de urgencia donde su médico veterinario”, enfatiza Francisca Montero.

Estos son otros alimentos que pueden resultar tóxicos para los perros:

  • Uvas y pasas: causan insuficiencia renal con síntomas de vómito, diarrea y letargo.
  • Paltas: la persina que contiene afecta al estómago y a las vías respiratorias.
  • Ajo: causa anemia e insuficiencia renal.
  • Espinas de pescados: puede provocar daño como cuerpo extraño.
  • Lácteos: los perros adultos no tienen la enzima que digiere la lactosa. Les causa diarrea y vómitos.
  • Cafeína: contiene xantina que ataca el sistema nervioso y puede causar la muerte.
  • Alcohol: daña sistema nervioso y puede causarles la muerte.
  • Laurel: también es altamente tóxico sobre todo en gatos.
  • Papa: la papaína también es tóxica.