Con esta aplicación puedes ayudar a reducir el desperdicio de alimentos

La app pone a disposición de los consumidores alimentos que no han podido ser vendidos por distintos motivos, evitando así que sean desechados y terminen en la basura.

Según datos de la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cada año se desperdician cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos, lo suficiente como para alimentar a dos mil millones de personas.

Es uno de los graves problemas que enfrenta las sociedades actuales y este fenómeno tiene repercusiones en la salud de nuestro planeta ya que la agricultura es una de las actividades del hombre que más recursos utiliza.

Han surgido iniciativas desde diversos ámbitos. Una de ellas es Ecomida, aplicación que pretende ser una alternativa al desperdicio de alimentos. Este sistema permite a los negocios alimenticios publicar, de manera instantánea y geolocalizada, ofertas sobre los productos que quieren vender en el momento, porque están en exceso de existencias.

El servicio permite rescatar los productos próximos a vencer, vendiéndolos a precio promocional. Por otra parte, los consumidores están informados sobre las promociones disponibles cerca de ellos.

“Según la FAO, un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde al nivel del planeta. Es un desastre económico, ecológico y humanitario. Por eso, desde hace varios años es un tema prioritario a nivel internacional. Con esta aplicación, todo el mundo gana, incluido el planeta, porque se valoriza una pérdida potencial y se comparte esta ganancia entre el negocio que reduce sus pérdidas y el consumidor que se beneficia con descuentos y ofertas”, señala Jean Brice Van Keer, cofundador de Ecomida.

Por el momento, Ecomida sólo está disponible para Android. Acá te dejamos el enlace de descarga junto con un video que te explica cómo funciona la aplicación.

 

a los negocios alimenticios publicar, de manera instantánea y geolocalizadas, ofertas sobre los productos que quieren vender en el momento, porque están en exceso de existencias.