Tips para evitar estrés e intoxicaciones en tu mascota durante la celebración de Año Nuevo

Tus animales no tienen por qué pagar las consecuencias de tu festejo en este fin de año.

Que la llegada del Año Nuevo sea motivo de celebración para las personas no significa que también tenga que serlo para nuestras mascotas. De hecho, ellas sufren y no lo pasan bien durante este período.

La posibilidad de intoxicarse luego de haber ingerido algún alimento de nuestra cena o el riesgo de sufrir estrés debido a la detonación de fuegos artificiales son los principales inconvenientes que pueden enfrentar nuestros queridos animales.

peleasdeperros660x550.jpg

“Los perros no piden comida porque tengan hambre, sino para probar que pueden acceder al estatus del dueño compartiendo su comida, ya que en la jauría los miembros dominantes comen primero. Lo más importante es que sin saberlo podemos darle algún alimento que es tóxico para ellos, como por ejemplo cebolla, aliños como ajo, laurel, papa cruda entre otros. Además 30 gramos de jamón equivalen a doce donuts en un perro, así que hay que tener mucho más cuidado con golosinas o premios que pueden ser muy perjudiciales para nuestras mascotas”, explica la médico veterinario Francisca Montero.

Respecto al lanzamiento de fuegos artificiales, la fuerte detonación perturba a nuestras mascotas, generándoles ansiedad. Esto debido a que ellas poseen una capacidad auditiva mayor a la nuestra.

Debido a lo anterior, la profesional de Royal Canin nos comparte varios tips para que podamos cuidar a nuestros queridos animales durante la celebración de Año Nuevo y evitar así que ellos sufran por culpa de nuestra necesidad de festejo.

  • No llevar a nuestras mascotas a los lugares donde se lanzan fuegos artificiales ya que el ruido y el riesgo de sufrir estrés aumentan considerablemente (Torre Entel, playas o plazas de las distintas ciudades).
  • Se recomienda dejar a perros y gatos dentro de la casa en la habitación que más les agrade idealmente o en el lugar más aislado de la casa. Esto, siempre y cuando, le agrade y no cause mayor estrés.
  • Los restos de la comida no son un premio para nuestras mascotas, de hecho pueden significar un gran peligro. Nuestra flora intestinal es mucho más variada que la de nuestros animalitos, por lo que podemos digerir distintos tipos de alimentos sin enfermarnos, a diferencia de ellos.
  • Si la mascota come carne, embutidos, mayonesa, papas o frituras, sufrirá múltiples signos asociados a problemas gastrointestinales, como dolor abdominal, vómitos y diarreas que pueden ser sanguinolentas.
perro660x550.jpg
  • Con los cachorros los cuidados deberán intensificarse, ya que tenderán a recoger todo lo que caiga al suelo, pero no podrán digerirlo, ya que en esa etapa de la vida sus enzimas digestivas están escasamente activas y una indigestión puede tener consecuencias irreversibles .Ojo también porque los cachorros pueden ingerir cualquier cosa y provocar una obstrucción intestinal o perforación del paladar.
  • No medicar a su mascota; no es recomendable el uso por parte de los dueños de medicamentos sin la supervisión de un médico veterinario. Existen fármacos que se usan más comúnmente de los que pensamos que puede causar hipotensión grave, a menos que su médico veterinario lo indique en las dosis adecuadas. Es preferible evitar el uso de fármacos.
  • Nunca amarrar a los perros ya que esto puede provocar mayor inquietud, con lo cual corre el riesgo de provocarse algún tipo de herida. Puede causar mayor miedo en nuestras mascotas e incluso puede llegar a desesperarse tanto que puede escapar.
  • Siempre tenerlos con placa de identificación, ya que en estas fiestas aumentan las pérdidas y los atropellos. También es recomendable tener cuidado con las intoxicaciones, ya que algunas personas dan alimentos que no corresponden como chocolates, restos de comida e incluso alcohol.
  • Se recomienda utilizar medicina alternativa: Reiki, Flores de Bach (Rescue, Rock Rose) aromaterapia (Lavanda o Camomilla), entre otros. Esto ayuda tanto a los dueños como a las mascotas.
perrodurmiendosofa660x550.jpg
  • Utilizar grabaciones de sonidos de fuegos artificiales días antes del Año Nuevo, en volumen bajo y mientras se juega  con la mascota para que se acostumbre con tiempo a este molesto ruido. Poner música agradable especialmente diseñada para mascotas, cerca de la medianoche también ayuda a evitar el stress.
  • Dar abundante agua fresca y un alimento balanceado con omega 3, antioxidantes y vitaminas en la proporción adecuada.
  • Si tu mascota sufre mucho en estas fiestas, lo ideal es llevarlo meses antes a un médico veterinario especialista en etología o comportamiento animal, para que éste lo evalúe y realice el tratamiento adecuado, especialmente si presenta híper apego o ansiedad por separación.
  • Por último, es importante tener en cuenta estos tips ya que los perros y gatos tienen mayor sensibilidad auditiva. El perro tiene una capacidad auditiva mayor (60.000 ciclos por segundo) es decir 4 ó 5 veces mayor audición que el humano. Si ves a tu mascota con signos de estrés como palpitaciones, taquicardia y jadeos (especialmente en gatos); salivación excesiva, náuseas, aullidos y maullidos incontrolados; destrucción de puertas o muebles cercanos, necesidad de escape y miedo o agresividad; les recomendamos considerar estos tips para cuidar de la mejor forma a nuestros animalitos.