Aves que inspiraron teoría de la evolución de Darwin están en peligro de extinción

Las aves que ayudaron a Charles Darwin a definir su teoría de la evolución están a punto de desaparecer debido a una mosca que llegó en la década de los ’60 a las Islas Galápagos.

El naturalista Charles Darwin se hizo reconocido en todo el mundo gracias a su trabajo en las Islas Galápagos y a unas aves que lo ayudarían a confirmar su idea de que las especies evolucionan para adaptarse a su entorno.

Según estudios científicos, estas aves comenzaron siendo una sola especie y se empezaron a diversificar hace entre tres y cinco millones de años, en el cual sus picos adoptaban características diferentes y su tamaño variaba, de acuerdo al entorno y al alimento que estos disponían

pinzon.jpg

© Jennifer Koop

Ahora, estas aves llamadas “pinzones” -en donde hay 14 especies diferentes- están bajo amenaza debido a una mosca parasitaria que ataca a sus pichones.

Este insecto pone sus huevos en los nidos de los pájaros para que sus larvas se alimenten de la sangre de los pichones. En el caso del pinzón del manglar, se estima que quedan menos de cien individuos en estado silvestre.

Según informa El País, estas conclusiones son parte del trabajo de un equipo de investigadores de la Universidad de Utah, que ha empleado simulaciones matemáticas para hacer predicciones sobre lo que puede suceder durante las próximas décadas y que ha publicado sus resultados en la revista Journal of Applied Ecology.

En este modelo matemático, los científicos afirman que estas aves pueden desparecer en 50 años más. Sin embargo, no todo está perdido, pues aseguran que la intervención humana puede aliviar el peligro de extinción.

Dale Clayton, autor principal de la investigación, indica que este insecto llegó en la década del ’60 a las Islas Galápagos. Esto significaría que en menos de un siglo podrían haber acabado con esta especie emblemática que, además, debe hacer frente a otras amenazas introducidas por los humanos, como los gatos:

Algunos de los huevos son depositados en las fosas nasales de los polluelos, de manera que cuando salen del huevo, las larvas se alimentan en las fosas nasales. En algunos casos particularmente malos puedes ver perforaciones en el pico. Son unos huéspedes repugnantes.

Las posibles soluciones

Sin embargo, los investigadores afirman que aún se puede revertir este escenario.  Uno de los posibles planes es introducir avispas que pondrían sus huevos en la larva de las moscas y las destruirían.

151218122314galapagosfinch624x624jenniferkoop.jpg

© Jennifer Koop

Otra alternativa es utilizar pesticidas. Se podría impregnar bolas de algodón con las sustancias químicas y dejar que las aves las incorporen en sus nidos.

Jennifer Koop, autora del ensayo y quien realizó la investigación como estudiante doctoral de la universidad de Massachusetts Dartmouth, indicó que esta último plan puede ser la gran salvación de estas emblemáticas aves:

Si las aves pueden llevar a sus nidos al menos un gramo de algodón fumigado, matarías el 100% de las moscas.

Por otra parte, los expertos estiman que la existencia de estas moscas también podría provocar una respuesta evolutiva en los pinzones. El problema es que puede que estos pinzones amenazados no tengan el tiempo necesario para adaptarse, y es por esto que se debe actuar rápido para evitar su desaparición del planeta.