Las frases que marcaron la trayectoria conservacionista de Douglas Tompkins

El ex empresario y ecologista que falleció ayer en un accidente en kayak, se destacó por cuidar y proteger la Patagonia chilena y argentina. Sin duda, Tompkins dedicó su vida por entregar un mensaje en torno al cuidado ambiental que fue plasmado en las diferentes entrevistas que dio en sus últimos años de vida.

La figura de Douglas Tompkins estará asociada por siempre al mundo de los negocios y, principalmente, a su pasión por el cuidado medioambiental y el conservacionismo en Chile y Argentina, una lucha que emprendió a fines de los ’80 cuando decidió abandonar su vida empresarial neoyorkina para dedicarse a la filantropía y a la cultura verde.

El  ecologista de origen estadounidense, quien falleció el día de ayer tras sufrir un accidente en el lago General Carrera mientras practicaba kayak, tuvo sus comienzos en el mundo empresarial con la creación de las marcas de vestuario e implementos para camping The North Face y ESPRIT.

espritgruenderdouglastompkins660x550.jpg

© Daniel Garcia/AFP/Getty Images

Después de 20 años de trayectoria en los negocios, decide vender su participación en estas empresas para seguir su espíritu aventurero y ecológico en Chile. En este desafío, compra grandes extensiones de terreno en la Patagonia para crear parques con el fin de su conservación.

Pero su llegada no fue fácil. En sus comienzos tuvo variadas dificultades con el gobierno de Eduardo Frei ya que, para ese entonces, no era usual la adquisición de terrenos para el cuidado medioambiental, lo que generó suspicacias y dudas en torno a su figura.

Sin embargo, Douglas derrumbó todos los obstáculos y se dedicó activamente  a la conservación, restauración y activismo medioambiental a través de sus fundaciones y a la creación del Parque Pumalín, un terreno de 300.000 hectáreas ubicado en la provincia de Palena.

Su visión sobre la filantropía, el cuidado de la Patagonia, su opinión sobre HidroAysén, el cambio climático, la tecnología y los desafíos que aún debe enfrentar Chile en cuanto a la protección de sus parques y la generación de energías limpias quedaron registradas en las siguientes frases entregadas durante sus últimos años de vida:

Filantropía y su relación con el dinero

Pienso que (los millonarios chilenos) no son generosos. En Chile la cultura filantrópica no es muy fuerte, como sí lo es en la Norteamericana (…) Es gratificante contribuir al bienestar de la sociedad: en mi caso, salvando algo de naturaleza. (Revista Paula, noviembre de 2015)

No importa si un conservacionista o un ambientalista es rico o pobre. Estamos en el mismo planeta y estamos afectados por los mismos problemas de la naturaleza. (Revista Qué Pasa, enero 2014)

El dinero corrompe el pensamiento de las personas que se han convertido en ricos. Sobre todo la gente rica contribuye a destruir el mundo. He regalado la mayor cantidad de dinero en nuestras fundaciones. Eso nunca va a volver, es una calle de sentido único. En el futuro todo mi dinero va a estar en proyectos ambientales sin fines de lucro. Mis hijos no van a heredar de su padre. No creo que la riqueza heredada es bueno. (Revista Paula, noviembre 2015)

Crisis ambiental

Todas las mañanas cuando me levanto, estoy feliz. Sin embargo, lo hago muy preocupado por lo que sucede en el mundo. Si esto sigue así, nos sentaremos al final sobre dunas de arena. Quedarán las cucarachas y las ratas noruegas, excepto nosotros. Esas son las únicas criaturas que pueden sobrevivir a estas condiciones. (Revista Zeit, noviembre 2015)

El “sobredesarrollo” en todo el mundo ha destruido el medioambiente, ha cambiado el clima y generado la extinción de las especies. Y estamos lejos de una buena proporción del territorio protegido en el país, porque tenemos un 10%. Los científicos están diciendo que se requiere el 50%. (La Tercera, abril 2015)

La gente está focalizada en el crecimiento sin fin y en el sobre-desarrollo. Tenemos una tremenda crisis ambiental en todas partes. No es factible revertir el cambio climático, van a continuar los efectos negativos y el desarrollo va a a golpear como nunca. El futuro es negro. Por eso, lo que se debe hacer es ampliar el territorio en términos de proyección para equilibrar el desfase que hay entre el desarrollo y la salud de los ecosistemas. (La Tercera, abril 2015)

La ecología profunda aún es poco entendida en Chile. En términos simples, la gente pone los intereses de los seres humanos antes que los de la naturaleza. Desde mi punto de vista, debería ser al revés: la naturaleza manda todas nuestras actividades y el cambio climático es indicativo de estos problemas. Hoy tenemos una economía mundial que es como una locomotora sin freno, y las implicaciones de eso están bastante claras. (Revista Qué Pasa, enero 2014)

1200pxdougtompkins660x550-1.jpg

El proyecto “HidroAysén”

Hidroaysén usó millones de dólares intentando comprar mentes y corazones, y no lo logró. (El Pulso, julio 2014)

El problema con HidroAysén es que el concepto es el equivocado: estamos represando ríos en el sur de Chile para mandar toda la energía al norte, cuando en el norte hay abundancia de energía solar. Hay que desarrollar la energía cerca del usuario y así no sería necesario poner líneas de alta tensión. (Revista Qué Pasa, enero 2014)

Hay que despejar este mito de que Chile no tiene recursos para producir energía. Hay viento y sol sin límites. Por ejemplo, en Alemania el año pasado se generaron 7.500 MW gracias a la energía solar. Estamos hablando que HidroAysén es un tercio de esto, desarrollado en seis años con tremendos impactos (…) Por eso creo que debemos lavar el cerebro de todo el mundo para que sepan que es fácil que Chile aumente su suministro de electricidad. (El Pulso, julio 2014)

En Estados Unidos hay una industria de parques nacionales con 275 millones de visitantes en un año. En el caso de Torres del Paine, la economía que rodea a Puerto Natales se ha relacionado de manera importante con el turismo. ¿Por qué eliminar esto para reemplazarlo por una línea de alta tensión? Sería cortar a pedazos toda la belleza de ese sector.(El Pulso, julio 2014)

El Gobierno está en un pie saltando para aplacar el enojo de la industria. Sin embargo, Endesa tiene que aprender a crear electricidad mediante el sol y el viento, especialmente en el norte, y no concentrarse en el sur. El sur de Chile es para desarrollar el turismo. (El Pulso, julio 2014)

Hay un mito circulando en la clase política y en el empresariado que necesitamos eliminar, y debemos potenciar la idea de que la capacidad de generación de energía en Chile es enorme. Nadie va a llegar a apagar la luz, nadie llegará a poner presión a la industria, es un mito motivado por intereses especiales. Quizás las empresas están acostumbradas a construir mega centrales, saben que ese es su negocio, ellos tienen los micrófonos y están asustando a todo el país. (El Pulso, julio 2014)

La energía se debe producir cerca del usuario y se debe dejar como carta de desarrollo el turismo para el sur de Chile. Eso fue lo que propuso la campaña de “Patagonia Sin Represas” durante más de 6 años; de seguro ese mensaje penetró en el cerebro de las autoridades. (El Pulso, julio 2014)

Su relación con la tecnología

Esas cosas (celulares) son malas para la sociedad. Su función es acelerar la economía. Este proceso asegura que los océanos se están acidificando, se sigan talando bosques, especies animales y vegetales se eliminan y el clima se arruina. Los teléfonos móviles, Internet, satélite en sintesis, destruyen nuestro mundo. (Revista Zeit, noviembre 2015)

La tecnología ha creado un problema, muchas personas no ven otra salida que solucionarlo con la siguiente tecnología. Así nos hacemos más dependientes. Este sistema no puede ser reformado, es la columna vertebral de la civilización.

Toma tu teléfono móvil, y piensa esto: el aceite que tenía que ser refinado para la carcasa de plástico. Acerca de la bauxita, que se extrae en Australia antes de que fuera enviado a Islandia en la fundición de aluminio con electricidad barata. Piensa en las máquinas que se han reunido ese dispositivo. Piensa sobre máquinas, que han producido estas máquinas. Hemos construido una enorme infraestructura para producir un pequeño dispositivo. (Revista Zeit, noviembre 2015)

Sí, la esperanza de vida ha aumentado. Pero es este breve parpadeo en la historia humana vale para crear una enorme sobrepoblación que devora los recursos. Estamos viviendo más allá de nuestros medios. Todo este marco de la civilización, debemos deshacernos de, no sólo una tecnología específica. Las muy pocas personas inteligentes se han dado cuenta. Tienes que ser impopular e ir contra la corriente. (Revista Zeit, noviembre 2015)