Científicos crean mapa del agua subterránea y estiman cuándo se acabará

El primer estudio que se ha realizado para calcular la cantidad de agua subterránea que hay en el mundo, demostró que menos de un seis por ciento del agua hallada cerca de la superficie de la Tierra es renovable durante la vida de una persona.

Es de conocimiento público que el agua es unos de los recursos más valiosos del planeta, donde se cree que va a ser en el futuro no muy lejano el principal causante de guerras y conflictos entre los países.

Es así que una de las fuentes de agua más importantes en el mundo son las aguas subterráneas, uno de los recursos naturales más codiciados y que se tenía poco conocimiento sobre la cantidad que existía en el mundo.

agua660x550-15.jpg

(cc) pshutterbug / Flickr

Por esta razón y por primera vez en la historia, un grupo internacional de hidrólogos realizaron algunos cálculos del volumen global de aguas subterráneas que existe en la Tierra.

Según informa El País, el estudio fue liderado por Tom Gleeson, investigador de la Universidad de Victoria (Canadá) junto a otros investigadores de la Universidad de Texas (EE UU), la Universidad de Calgary (Canadá) y la Universidad de Gotinga (Alemania).

Gleeson explicó que menos del 6% del agua subterránea que se encuentra en los dos primeros kilómetros desde la superficie de la Tierra se renueva durante en el transcurso de vida de una persona.

Sabemos que los niveles de agua de muchos acuíferos están cayendo, lo que significa que estamos usando nuestros recursos de agua subterránea muy rápido, más rápido de lo que se están renovando.

El estudio que fue publicado en Nature Geoscience, estimó un volumen total de agua subterránea de casi 23 millones de kilómetros cúbicos, de los cuales 0,35 millones de kilómetros cúbicos tienen menos de 50 años.

Ya que sabemos cuánta agua subterránea se consume y cuánta hay, podremos estimar cuánto tiempo tenemos hasta que se agote.

Esta investigación entrega datos muy  importantes para la gestión del agua y el desarrollo de políticas medioambientales, así como también para la comunidad científica.

mapaaguassubterraneasok660x550.jpg

© El País

Gleeson explica que el agua hallada más cerca de la superficie se renueva más rápido que la encontraba a mayor profundidad, aunque la primera es más sensible a la contaminación y al cambio climático, pero también podría servir para atenuar el clima extremo, ya que si se maneja adecuadamente puede llegar a los ríos en tiempos de sequías.

El agua hallada a más profundidad con frecuencia se usa para la agricultura y la industria, lo que  puede contener arsénico o uranio y, a veces, es más salada que el agua de mar.

En cuanto a la ubicación, el mapa muestra que la mayor parte del agua subterránea moderna se encuentra en regiones tropicales y de montaña.

Algunos de los más grandes depósitos están en la cuenca del Amazonas, el Congo, Indonesia, y el norte y centro de América a lo largo de las Montañas Rocosas y la cordillera occidental hasta el final de América del Sur.