Una hermosa y colorida casa para abejas que puede alojar hasta 16 colmenas

Un Bienenhaus es un apiario común en comunidades alpinas pero este diseño le da un giro sustentable además de funcional.

A estas alturas creo que muchos de nosotros ya somos conscientes de lo importante que son las abejas en nuestras vidas. Para consentirlas, el arquitecto Massimiliano dell’Olivo diseño y construyó un modelo colorido de Bienenhaus con materiales reciclables y de origen local.

Un Bienenhaus es como tal, un apiario. El nombre proviene del alemán y significa “casa de las abejas”. Son comunes en zonas de habla alemana de Europa y en municipios al norte de Italia. Estas construcciones fueron pensadas para proteger a las abejas del invierno en los Alpes.

Por lo general se sitúan viendo hacia el sur para captar mejor la luz y estimular con el calor la actividad de las abejas. Un Bienenhaus #3, como se nombró el diseño, puede alojar hasta 120 mil abejas con una producción de 200 kg de miel al año.

El diseño de dell’Olivo, sin embargo, tiene una estructura ligera y fácil de ensamblar, dos personas podrían hacer el trabajo fácilmente. Los materiales son lo más ecológico posibles, madera de abeto locales, techo de acero reciclable, pinturas a base de agua que son más un elemento de decoración que funcional, pero permite a las abejas reconocer su hogar. Todo esto sobre una base de bloques de concreto removibles.

Se puede proteger a las abejas de distintas maneras y esta es una de ellas, con materiales ecológicos y resguardándolas de la intemperie. Mientras les dan cuidado, se obtiene un beneficio de su trabajo de forma sustentable. Además qué cosa más hermosa un montón de casas coloridas que dan techo a los indispensables polinizadores.