El abuso en el uso del papel

Para reducir el uso de papel hay que empezar por ser más conscientes acerca del impacto que nuestras acciones tienen en el ambiente.

Recuerdo cuando era pequeña mi padre peleaba cada año porque la mayoría de mis cuadernos quedaban sin utilizar casi a la mitad. Llegado el nuevo año había que comprar otros y dejar por ahí los anteriores con la esperanza de utilizarlos alguna vez. Esta historia se repite todos los días en varios países y en diferentes situaciones.

El abuso en el uso del papel sigue siendo un problema para todos — así lo afirma José Barcia, autor de El Suicidio del Hombre —. Los cuadernos, periódicos, publicidad impresa, empaques y otros productos de papel con tiempos de vida relativamente cortos nos llenan de basura que, aunque es un grave problema, no es la peor parte.

Los países ricos son los que más consumen papel pero curiosamente, las plantas productoras no se encuentran ahí sino en países más pobres. De esta manera alejan de ellos la contaminación y las consecuencias que lleva producirlo.

El impacto ambiental de la producción de papel es mayor en países en vías de desarrollo que en los desarrollados. Las plantas de celulosa utilizan grandes cantidades de madera provenientes de monocultivos de árboles. Éstos se instalan en regiones con ciertas cualidades como grandes áreas de cultivo, un crecimiento rápido de los mismos, mano de obra barata, subsidios y apoyos estatales, control ambiental escaso, entre otras.

Bajo estas condiciones el problema se aleja pero el consumo no, el suelo y los recursos hídricos se agotan, se pierde la biodiversidad pero no medimos la manera en la que lo utilizamos. Algunos de los países que más consumen papel per cápita (kg/habitante al año) son los siguientes:

  1. Finlandia: 330 kg
  2. Estados Unidos: 310 kg
  3. Canadá: 280 kg
  4. Suecia: 212-275 kg
  5. Bélgica: 255 kg
  6. Dinamarca: 250 kg
  7. Japón: 250 kg
  8. Austria: 240 kg
  9. Países Bajos: 235 kg
  10. Alemania: 225 kg
  11. Chile: 67 kg
  12. Brasil: 44 kg
  13. Argentina: 42 kg

¿En qué gastamos papel y cómo podemos reducir su uso?

Gran parte de la basura de papel proviene de empaques innecesarios, otros tantos de publicidad impresa, diarios o revistas. Actualmente existen suscripciones en formatos electrónicos que podrían evitar la demanda de estos mismos formatos impresos.

En las oficinas de Estados Unidos se utilizan más de 10,000 hojas de papel al año para imprimir y copiar. Lo anterior equivale a un desperdicio de 900 gramos de papel por empleado. No es muy difícil detenerse a pensar si realmente se necesita, tomarse un tiempo para imprimir a doble cara o utilizar hojas recicladas.

Reducir el uso de papel no es tan difícil, lo que necesitamos para adoptar una cultura de uso eficiente de recursos es ser más conscientes del impacto de nuestras acciones en el ambiente y con ello descubriremos aquellas cosas que no son tan necesarias en nuestra vida.