Ronroneo de los gatos es beneficioso para nuestra salud

Si tienes un gato o has estado con alguno, te habrás dado cuenta de que su ronroneo es muy relajante. Y tienes razón, es eso y mucho más.

Este año tuve la suerte de estar en una casa con 5 hermosas gatas, y la verdad es que era pura felicidad. Los gatos tienen algo especial que hacen que los amemos sin importar los arañazos, sus lenguas ásperas o sus aires de grandeza. No por nada fueron adorados en el Antiguo Egipto y en internet. Pero hay algo que diferencia a los felinos de los otros animales: el ronroneo.

Además de ser un indicio de que el gato siente bienestar con quienes lo rodean, el ronroneo les ayuda a mantener sanos sus pulmones y corazón, ya que el sonido emite una vibración por todo su cuerpo desde el diafragma  que tonifica estos órganos.

Ahora bien, el ronroneo también nos beneficia a nosotros. Un estudio realizado por la especialista en Bioacústica en el Instituto de Investigación de la Fauna de Comunicaciones de la Universidad de Carolina del Norte, Elizabeth Von Muggenthaler, captó que el ronroneo de un gato aumenta la densidad ósea y alivia el dolor muscular, entre otros beneficios terapéuticos debido a la exposición a frecuencia de 20 a 50 Hz.. Otro estudio reveló que todos los gatos, sin importar tamaño o raza, emiten un ronroneo entre 29 y 200 Hz.

También el ronroneo se relaciona con el alivio del sufrimiento de personas con dolor agudo y crónico,  la generación de crecimiento de nuevo tejido, mejorando la resistencia del tejido de heridas, mejorando la circulación local y la oxigenación, lo que reduce el crecimiento bacteriano e inhibe la hinchazón.

El veterianrio francés  Jean-Yves Gauchet asegura que este sonido apacigua y actúa como medicamento sin efectos secundarios.

“Cuando el organismo lucha contra situaciones difíciles, como el estrés, el ronroneo del gato, que emite vibraciones sonoras, tranquilizan, un poco como sucede con la música. Es el primer signo que la madre envía a los cachorros, una llamada al reconocimiento y a la calma que también funciona con el hombre”, afirma el veterinario.

El ser humano no percibe el ronroneo solamente por el oído, sino que además por medio de terminaciones nerviosas situadas a ras de piel, y que ayuda a que al cerebro le lleguen pensamientos positivos y de paz. Incluso, en Japón existen incluso los cafés de gatos, donde los clientes van a relajarse después del trabajo y toman té acariciando a los animales.

Por eso, si un día te sientes desanimado, estresado, triste o adolorido, pon un gato en tu regazo y acarícialo todo el tiempo que quieras. Créeme que te sentirás mucho mejor.