Altos de Cantillana, naturaleza a minutos de Santiago [Maravillas Naturales]

Esta zona se caracteriza por ser una zona única en cuanto a biodiversidad.

Muchas personas creen que hay que tomar un avión que vaya muy al sur de Chile para poder conocer ecosistemas con la menor intervención del hombre posible y conectarse con la naturaleza. Lamentablemente están equivocadas, hay hermosos lugares que pueden ser igual de “vírgenes” a pocas horas de la Región Metropolitana como lo son el Parque Nacional La Campana y los Altos de Cantillana.

Este último lugar está a casi una hora al sur de Santiago, a 12 kilómetros al noreste de Villa Alhué. Esta zona está inserta en la Cuenca de Pichi, considerada Área Crítica para la Conservación de la Biodiversidad Mundial, Sitio Prioritario Nº1 para la Conservación de la Diversidad Biológica en Chile (Ministerio del Medio Ambiente), Área de Protección Prioritaria (PRMS) y Área Prohibida de Casa.

El cordón de los Altos de Cantillana cuentan con una flora y fauna única, es una especie de frontera entre la biodiversidad del sur y norte de Chile. Ejemplo de esto son sus bosques de robles, bosque esclerófilo mediterráneo costero, matorral esclerófilo espinoso y xérico y estepa altoandina.

Una especie que es considerada un fósil viviente es la Cassia perdida de Philippi, especie con más de 500 millones de años, y que por mucho tiempo fueron consideradas como extintas.

En esta zona es posible ver la convivencia de especies como los robles de Santiago, bellotos del norte, bellotos del sur, palma chilena, lingue, entre otros. En cuanto a la fauna es posible encontrar pumas, güiñas, quiques, cururos, llacas (marsupial) y especies microendémicas como el lagarto gruñidos de Valeria y el matuasto de frassinetti.

A nivel arqueológico este lugar también a sido epicentro de importantes hallazgos como las tinajas del alfarero a cementerios indígenas, aunque en este aspecto el área ha sido poco explorada.

5393413536588413720472029672069n660x550.jpg

Líquen Teloschistes chrysophthalmus. Foto: Pablo Vial

En 2011 una empresa llama El Escarpe, pretendía explotar los macizos del cordón de Cantillana para buscar oro. La municipalidad de Alhué realizó una consulta ciudadana, iniciativa que demostró que el total de los pichanos (176) estaba en contra de este proyecto minero.

Económicamente la gente del lugar se esfuerza por destacar los productos de la zona como la miel de la Cuenca de Pichi y sus vegetales orgánicos.

Otra maravilla en pleno centro de Chile es la Reserva Nacional Altos de Lircay, ubicada en la precordillera de Talca.

Fotografías: Pablo Vial V.