Estrés sería herencia genética del padre

Un estudio descubrió que si el padre tuvo estrés en algún momento de su vida, es muy probable que sus hijos también lo tengan.

Un estudio realizado por la Universidad de Pennsylvania en ratones machos ha demostrado que existe un vínculo genético entre el estrés del progenitor y la descendencia, aún cuando el estrés se haya sufrido en la pre adolescencia o en la edad adulta.

El estrés sufrido por el hombre puede modificar el esperma a tal grado de afectar la genética de la descendencia con la disminución de la capacidad de respuesta a este padecimiento. Incluso, podría derivar en trastornos como depresión o ansiedad en los hijos.

“No importó que los progenitores estuvieran en la pubertad o en la edad adulta cuando sufrieron estrés, antes de aparearse. Hemos demostrado por primera vez que el estrés puede producir cambios a largo plazo en los espermatozoides, y que esto afectó a la reprogramación del Eje HHA de la descendencia”, informó la universidad.

El experimento encabezado por Tracy L. Bale ha confirmado que el estrés en los machos provoca una marca epigenética en sus espermatozoides, lo cual influye en el Eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (Eje HHA) de los hijos, área del cerebro que regula las respuestas al estrés.

Los científicos explicaron que esta respuesta fisiológica puede significar una ventaja evolutiva, ya que la descendencia puede sobrevivir al estrés, por la disminución de la reactividad al estrés que puede resultar perjudicial o beneficiosa para la descendencia dependiendo del entorno, así como de otros factores genéticos heredados.

Fuente: Estrés podría modificar genes desde el espermatozoide