Nuevo mapa de la Tierra marca las regiones vulnerables al cambio climático

Gracias al estudio realizado por la WCS, los gobernantes pueden tomar acciones determinadas para proteger a la humanidad, a la vida silvestre y a los distintos hábitats.

En la actual era del cambio climático resulta necesario proyectar, tener predicciones para que el gobierno y la sociedad tome medidas preventivas a futuro. Con este fin, científicos de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés) han creado un nuevo mapa de la Tierra donde señalan los lugares con mayor y menor vulnerabilidad ante los efectos del cambio climático.

Este estudio brinda una herramienta que los gobernantes y las organizaciones deberían considerar para la protección de la humanidad, la vida silvestre y, en general, los distintos hábitats naturales.

De acuerdo con la investigación —elaborada por científicos de la Universidad de Queensland y la Universidad de Stanford— las ecoregiones localizadas en el sur y sureste de Asia, Europa central y occidental, el este de Sudamérica y el sur de Australia son las más vulnerables. En cambio, el norte y el suroeste de África, el norte de Australia y el sur de Sudamérica se consideran como regiones intactas.

El nuevo mapa de la Tierra marca distintas ecoregiones con colores que asignan una categoría en la escala de medición. Las categorías fueron asignadas considerando dos factores: primero, que tan intacto se encuentra el ecosistema; y, segundo, que tan estable será el ecosistema ante las predicciones del cambio climático.

Las ecoregiones con alta estabilidad climática y vegetación intacta se encuentran en color gris oscuro. Las ecoregiones con alta estabilidad en el clima y con bajos niveles en la integridad de la vegetación se muestran en naranja oscuro. Las ecoregiones con baja estabilidad pero con alta integridad en vegetación se marcan en verde oscuro. Y, por último, las ecoregiones inestables ante el clima y con afectaciones en la integridad de la vegetación son señaladas en color crema pálido.

De acuerdo con James Watson, científico que formó parte de esta investigación, es necesario que estemos preparados como sociedad para enfrentar los futuros efectos del cambio climático.

Necesitamos aceptar que el cambio climático afectará a todos los ecosistemas, de manera directa e indirecta, sin embargo, no todas estas afectaciones serán en la misma medida. Son pocos los recursos para enfrentar estos efectos, por lo cual los científicos sugieren considerar la adaptación de acciones por regiones. El propósito de este estudio es ofrecer una herramienta para tomar ese tipo de decisiones lo mejor posible.

Link: Science World Report

Foto: WCS, vía News Wise