La acumulación de basura, principal culpable de las inundaciones

Este fin de semana el Valle de México se vio afectado por inundaciones; pero este escenario se repite una y otra vez en todo el país. La solución está en nuestras manos.

Los reportes meteorológicos anticiparon lluvias históricas en el Valle de México para este fin de semana. Lluvias de gran intensidad que dejaron inundaciones importantes, alcanzando poco más de metro y medio. Varias familias perdieron casi todas sus pertenencias. El sistema de transporte se vio afectado por unas horas. En algunos lugares, se cancelaron clases por las afectaciones en las escuelas. Todo gracias a la colaboración de la basura.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, la ciudad cuenta con una infraestructura hidráulica eficiente, capaz de controlar cantidades importantes de agua de lluvia. Sin embargo, el drenaje se ve obstaculizado por grandes cantidades de basura que llega a los canales e interfiere con el correcto funcionamiento del sistema.

La basura es un problema constante en las inundaciones, no sólo en la ciudad de México, en toda la república mexicana se dan inundaciones espontáneas. Las lluvias intensas, por más breves que sean, se convierten en grandes problemas. Se hace una obstrucción por basura, sale el agua del registro — si no se va, tiene que regresar — y todo se vuelve un río. Algunos coches quedan cubiertos hasta las llantas, si es que les va bien. Otros de plano quedan varados.

En Guadalajara, en Puebla, en Veracruz. Ustedes mencionen, siempre va a relucir el problema de la basura y su afectación al drenaje — bueno, en Tabasco es otra historia —.

Nosotros como ciudadanos causamos este problema y tenemos en nuestras manos la forma de solucionarlo, ¡fácil y sencillo! Hasta que nos importe un poquito, tan siquiera un poquito para tomar acción, hasta entonces notaremos el cambio.

  1. No tirar basura en la calle. Piensa siempre en alguna manera de evitar generar basura y, si lo haces, por favor, llévala contigo hasta que encuentres un depósito adecuado.
  2. Los desagües no son tiraderos, tampoco los ríos. Esto va para la industria también que son los primeros en realizar descargas de sus sustancias, mismas que pueden generar azolve y obstaculizar el tránsito de agua.
  3. Dar mantenimiento a tu banqueta, darle limpieza de manera regular, no sólo es por imagen. También es para evitar las acumulaciones de basura, hojas de árbol, todo lo que pueda llegar al drenaje.

La más sencillo es que se creen multas por tirar basura, para que a todos nos entre en la cabeza el daño que hacemos a nuestro entorno. Entonces no hay excusa. A ponernos a trabajar para evitar acumulaciones y, con ello, inundaciones que sólo causan caos y perdidas, muchas veces en las zonas más necesitadas.

Link: Planeta Azul
Foto: Norte Digital