Coca-Cola lanza su primera campaña verde que ya acusan de greenwashing

“Coca-Cola Life” dice ser un refresco totalmente natural, bajo en calorías y empaquetado en una planta basada totalmente en botellas reciclables. ¿Marketing?

Los refrescos de fantasía han sido fuertemente criticados. Partiendo porque ese tentador color caramelo de la Coca y la Pepsi, se elaboraba con amonios y sulfitos, el cual al ser sometido a altas temperaturas genera dos subproductos llamados 2-metilimidazol y 4-metilimidazol. El Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos hizo estudios rigurosos de los efectos que tienen estos dos subproductos y encontraron claramente que el 4-metilimidazol es cancerígeno.

Además, existen una serie de informaciones de qué sucede cuando bebes refrescos cola, que te indica lo nocivo que es para tu cuerpo, sumando a esto el estudio de la  Universidad de Harvard que asegura que el consumo sostenido de bebidas dulces está relacionado con 133.000 muertes por diabetes, 44.000 por enfermedades cardiovasculares y 6.000 por cáncer.

Dado a todo ésto, era de esperar que los publicistas diseñaran una ofensiva con tal de capturar nuevamente la fidelidad de los sedientos de todo el mundo.  Por supuesto, son las presiones de una nueva sociedad consciente de su salud y de que los negocios hoy deben ser sustentables, la que logró que la gran marca Coca-Cola abrazara una campaña verde, primero en Argentina, con vías a extenderse en todo el orbe.

campac3b1a1.jpg

La empresa dice que la bebida se prepara con una mezcla de azúcar y sustituto a base de stevia, y contiene dos veces menos de las calorías que la Coca-Cola regular.  Sin embargo, la base sigue siendo el jarabe de maíz de alta fructosa, elaborado con granos de los cuales luego de tan acaparado mercado agrotóxico de las semillas, resulta de dudosa procedencia.

Hay que reconocer que el mayor aporte es el de la planta recicladora que aminora el plástico que causa tanta contaminación en el mundo. Tú ¿qué opinas?  Yo personalmente pienso que esto es muestra de que la opinión pública está empeñada en dar un giro en términos productivos lo que  siempre deja un refrescante sabor de boca.