Texas se está quedando sin agua a causa del fracking

Las empresas de petróleo están usando toneladas de agua que podrían dar de beber a las 15 millones de personas que están sufriendo por la sequía.

Todos estamos de acuerdo con que el agua es un bien preciado y, lamentablemente, cada día más escaso. Sin embargo, las grandes empresas utilizan el agua para el fracking, una técnica que posibilita la extracción del gas o petróleo mediante la inyección a presión de agua con arena y productos químicos. Y esta práctica es la que está dejando a Texas sin agua.

Esta práctica se realiza desde hace décadas, y hoy están sufriendo las terribles consecuencias de no tener agua para el consumo humano. De hecho, cerca de 30 comunidades en Texas podrían quedarse sin agua para finales de este año. Para tratar de apalear este problema, casi 15 millones de personas viven bajo alguna forma de racionamiento del agua, que les impide regar las plantas o llenar sus piscinas.

Lo más terrible es que hay días en que el agua no sale del grifo, y los ganaderos y productores de algodón han perdido la mitad de sus ganancias por no poder dar e beber a sus rebaños o regar las plantas de algodón.

Esta semana hubo una lluvia que alivió un poco la sequía que ha golpeado a Texas por 3 años, sin embargo, el agua caída no es suficiente para recargar los acuiferos subterráneos.

“Tenemos que conseguir inundaciones. Tenemos que conseguir un huracán para reponer el acuífero, porque si se acaba el agua, eso será todo. Nos vamos.”, dijo Buck Owens, ganadero de Texas.

Las empresas y comunidades en general deberán pensar qué es más importante, si tener agua para beber o usarla en la extracción de petróleo y gas. Si en tiempos de sequía las personas deben reducir el gasto de agua potable, pero la industria del petróleo sigue consumiendo toneladas de agua, creo que hay algo que está mal en todo esto.

Fuente: Texas town runs out of water after using it for fracking