Grave sequía y hasta mala calidad del agua afecta nuevamente al norte de Chile

La falta de lluvias, el sobreotorgamiento de derechos de agua y las mineras, tienen al norte de Chile en una muy difícil situación que no mejorará en primavera y menos en verano.

Un estudio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Hídricos (Ciderh) deja en evidencia un panorama nada alentador para el norte de Chile. Esto pues la escasez hídrica en algunas regiones es más que evidente e incluso hay registro de aguas contaminadas sumamente peligrosas para el consumo humano.

El informe arrojó que en varias zonas el agua tiene alta salinidad, arsénico, boro y manganeso, siendo en Copiapó la situación más grave pues se suma la sequía al igual que en Antofagasta donde se han entregado derechos de agua sin media, sobre todo a la derrochadora industria minera.

En Antofagasta se tomó la decisión de abastecer a la población costera (donde casi no hay pozos de agua dulce) con agua desalinizada, mientras surge una mejor solución. El problema es que no hay tanta agua como para solventar la agricultura, una realidad que afecta a todo el norte de Chile y que sin duda creará una fuerte crisis económica entre quienes viven de la agricultura.

En Arica han podido sortear mejor la situación porque de vez en cuando hay lluvias y se han salvado las cosechas, pero para el consumo humano la cosa en más difícil. En Coquimbo también hay un clima más amable y menos acaparamiento del agua, pero la crisis no ha dejado de pegar fuerte ya que la gran cantidad de agricultura que hay en la zona hace que el recurso hídrico sea vital.

La propia directora del estudio Elizabeth Lictevout confirmó que la sequía es un hecho preocupante y lo es aun más la mala calidad del agua: “En la zona de Iquique y en el norte en general, hay una mala calidad del agua, con alta salinidad, arsénico, boro y manganeso, lo que es un riesgo para la agricultura y el consumo humano”, sentenció.

Ante las exigencias de la población y de los expertos para que las mineras de una vez trabajen de manera sustentable el gobierno salió aponer paños fríos anunciando nuevas posibles soluciones de gran inversión.

“En al zona norte, construcción de embalses; donde ello no es posible, estamos entrando en desalación, por ejemplo en Copiapó donde instruimos a la empresa que adelantara su programa de inversiones y que incorporara el agua desalada. Pero estamos estudiando otras alternativas, como la carretera hídrica. Estamos analizando las propuestas comparativamente para determinar cuál es la viable”. Informó la ministra e Obras Públicas, Loreto Silva.

Cuando se contempla este escenario de sequía avasalladora más que nunca se hace urgente la creación de nuevas ERNC, que sustituyan la gran cantidad e agua que se llevan las mineras en desmedro de la agricultura y de las personas.

Links:

Fuente: Estudio revela compleja situación hídrica del norte con peligro para el consumo humano en algunas zonas (D.F)