Colombia empieza la lucha contra el mercurio

Ya se mandó un Proyecto de Ley para disminuir el mercurio en la minería de oro.

El mercurio es un elemento que está presente de forma natural en el agua, el aire y los suelos. También lo podemos encontrar al consumir pescados y mariscos. Ahora bien, la exposición al mercurio puede traer consecuencias para la salud, ya que es tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, riñones y ojos. Los efectos dañinos afectan sobre todo en mujeres embarazadas, acarreando problemas para ellas y sus hijos.

En la minería, el uso del mercurio es muy importante, ya que separa el oro de los demás materiales a los que se encuentra ligado. El proceso requiere la trituración de los materiales a los que luego se aplica mercurio para formar amalgama (mezcla de mercurio y oro). Finalmente, la amalgama debe ser quemada para que el mercurio se evapore y se separe del oro.

En Colombia, la minería aporta con cientos de toneladas de mercurio al ambiente, siendo la minería en oro la que más aporta toneladas al año. En el país no había ninguna regulación para ocupar mercurio, por lo que en enero se firmó un tratado con 140 países para reducir esta sustancia. Junto con esto, también se está promoviendo un Proyecto de Ley para establecer la regulación para el uso del mercurio.

“El  mercurio genera graves impactos en todo, en el aire, en el agua, en la vida,  razón por la cual este Ministerio ha venido apoyando de manera integral la propuesta de la eliminación del uso gradual en minería y en procesos industriales”, aseguró el ex presidente colobmiano Álvaro Uribe en una audiencia pública celebrada en la Comisión V del Senado para escuchar los diferentes actores involucrados en el tema.

Ya se han estado desarrollando varios proyectos pilotos orientados a la reducción en el uso del mercurio en la minería de oro, que demuestran que es posible la reducción y eliminación de esa sustancia en esta actividad mediante asistencia técnica, capacitación y reconversión tecnológica.

Links:

Fuente: La guerra por los parques naturales