Bioconstrucción de casas con fardos de paja

Su aislación térmica y resistencia al fuego son algunas de las cualidades de los fardos de paja.

La bioconstrucción es una idea que poco a poco va ganando su espacio en la arquitectura, sobre todo en los tiempos actuales, donde el cuidado del medio ambiente es un tema tan importante (o que debiera serlo) para todos nosotros.

La bioconstrucción consiste en aprovechar recursos naturales para la construcción de casas ecológicas, minimizando esfuerzo, dinero e impacto ambiental. Oryzatech, una empresa norteamericana se dio cuenta de que los fardos de paja de arroz, esos mismo que se utilizan para alimentar a los caballos, pueden tener una doble funcionalidad, ya que son un excelente material de construcción.

Los fardos son diseñados de forma que puedan encajarse entre ellos, para permitir la formación de las paredes. Además, los fardos de paja construidos por esta empresa tienen huecos que sirven para estabilizar las conexiones y pasar cables y tubería.

Otra característica muy importante es que los fardos son resistentes al fuego y poseen una gran capacidad de aislamiento térmico. Además cada bloque puede capturar unos 25 kilos de Carbono del ambiente y se disminuye el CO2 que se utiliza en las construcciones convencionales.

La única desventaja de este material es que en las paredes sólo se pueden hacer conductos verticales, pero los arquitectos están trabajando para mejorar este problema y hacer de la construcción con fardos una realidad amigable con el planeta.

bioconstruccic3b3n.jpg

Links

Fuente: Bioconstrucción con bloques de fardo