Cuidar los bosques es imperativo

No sólo nos dan el aire que respiramos. También ayudan a acabar con el hambre y la pobreza extrema.

El cuidado de nuestros bosques, de todos los bosques en todo el mundo es algo de suma importancia para el planeta y para nuestra propio beneficio. Sin árboles, no hay aire, eso es claro. Pero también, los bosques son un apoyo para acabar con la desigualdad y el hambre. No es que falte comida en el mundo, el problema es que está mal repartida, y algunos se adueñan de los bienes naturales e impiden surgir a los demás.

El principal problema es la deforestación, sobre todo la ilegal. José Graziano da Silva, director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dijo que “en muchos países, la deforestación ilegal degrada los ecosistemas, reduciendo la disponibilidad de agua y limitando el suministro de leña, todo lo cual disminuye la seguridad alimentaria, especialmente para los pobres. Detener la deforestación ilegal y la degradación forestal sería muy útil para acabar con el hambre y la pobreza extrema y lograr la sostenibilidad”.

Gracias a la deforestación ilegal, y a la tala de árboles para la ampliación de los suburbios, el planeta se está quedando cada vez con menos pulmones para respirar. Si talar es imperativo, una solución es plantar nuevos árboles para que no haya un déficit. Y no cortar aquellos que se demoran siglos en crecer.

Otro grave problema son los incendios forestales. De acuerdo al primer informe de la FAO del Estado de los bosques del Mediterráneo, publicado el jueves en ocasión del Día Internacional de los Bosques, entre 2006 y 2010 dos millones de hectáreas de bosque se vieron afectadas por incendios en la región mediterránea.

El aumento de la temperatura global ayuda en gran medida a que aumenten los incendios, y no solo eso, sino que, además, convierte a los incendios en voraces llamas de fuego imposible de controlar. Esto obviamente disminuye los bosques, y también afecta a varias especies que viven en los árboles, reduciendo su hábitat, y poniendo en peligro su existencia.

Links: