Preservación de antiguas construcciones en Marruecos

Una antropóloga y arquitecta trabaja arduamente para proteger la cultura Berebere.

Salima Naji, antropóloga y arquitecta, ha trabajado durante 10 años para la preservación de varias ciudades oasis en las montañas de Anti-Atlas de Marruecos.

El paisaje de este lugar está salpicado de ciudades fortificadas y silos que fueron construidos  por las tribus Bereberes. Estas impresionantes construcciones tienen un gran valor espiritual y definen puntos de referencia de la herencia cultural y religiosa de la región. Las fortalezas son símbolos de libertad de los lugares sagrados bereberes, que continuaron incluso después de la conversión de la tribu al islam.

El trabajo de Naji se centra en cuatro lugares sagrados, que van desde pósitos donde guardaban los granos, hasta ciudades fortificadas parcialmente abandonadas. Su esfuerzo ha sido reconocido, ya que está en la lista de finalistas del Premio Aga Khan de Arquitectura de este año.

Las construcciones bereberes fueron cayendo en la decadencia por la difusión de la arquitectura estandarizada moderna, que deja la herencia religiosa y la identidad de la región de lado, como si no tuviera importancia. Sin embargo, gracias a un proceso participativo, se está dando un nuevo impulso a los oasis y lugares sagrados, tomando el trabajo de Naji que ofrece un modelo alternativo para la conservación de Marruecos.

Mediante el trabajo de albañiles y de mano de obra no calificada que ella misma ha entrenado, Naji fomenta una relación entre la comunidad las construcciones de su entorno histórico. Además de la preservación de los lugares, Naji también espera crear nuevos espacios comunes, como plazas, caminos públicos y teatros al aire libre.

salimanaji.jpg

Links: