¡Qué las bicicletas vuelvan a las calles!

Hay muchas razones por las que termina “botada”, confinada a una bodega y siempre en el más completo abandono. Cuatro razones usuales de esta triste costumbre.

¿Sabías que en Chile, el 75% de los hogares tiene al menos una bicicleta? De acuerdo a esta estadística, podríamos estimar en casi 4 o 5 millones las bicicletas en este país al día de hoy, y sin embargo la cantidad de ciclistas en las calles, somos un número bastante menor.

Cabe preguntarse ¿Dónde están estas bicicletas no? La respuesta muchos la podemos adivinar: abandonadas.

El abandono de estas bicicletas obedece a varias causas. Quizás varios de ustedes han recibido en  Navidad una bicicleta de regalo que nunca usaron. Quizás algunos de ustedes sufrieron un desperfecto mecánico que no pudieron reparar. Quizás la compraron con ganas de usarla, pero la experiencia de pedalear por la ciudad no ha sido del todo satisfactoria. Sea cuál sea la razón, en Chile existen varias razones para creer que estas deben sacudirse el polvo y volver a las calles.

  • En Chile, una persona del quintil más pobre puede llegar a gastar hasta un 50% de su ingreso en transporte. Similar para alguien del segundo quintil más pobre, donde este porcentaje baja a un 40%.

  • Por otro lado, los tiempos de transporte aumentan año a año, y especialmente en el transporte público, en condiciones que varios sabemos que son inhumanas.

  • Chile es además de los 10 países con mayor sobrepeso en el mundo, lo que va de la mano con las altas tasas de sedentarismo que si bien han ido bajando, siguen siendo preocupantes.

  • Pensar que sólo media hora de bicicleta puede disminuir la probabilidad de un problema cardiaco a la mitad, una de las principales causas de muerte en Chile.

En un país como el nuestro, donde la desigualdad es escandalosa, y la segregación un tema preocupante, a nadie deja tranquilo conocer esta realidad. Como bien dicen nuestras amigas de Macleta, poner barreras a la movilidad, es poner barreras a la igualdad. Que existan tantas bicicletas en desuso es algo que a todos nos debiera preocupar. La solución a varios de estos problemas puede estar acumulando polvo en nuestras bodegas.

El consejo de nuestra parte es simple, si tienes una bicicleta úsala. Quizás no es factible para ti darle uso, pero entonces busca alguien que pueda quererla y usarla dentro de tus conocidos. Si no logras dar con la persona, entonces cuenta con nosotros, en Recicleta nos preocuparemos de que vuelvan a las calles.