Flash a un futuro sin agua ¿Cómo sería la vida sin agua?

Pues me quedé sin agua el fin de semana, y les digo, no había notado nuestra total dependencia a este preciado recurso.

Entré a un universo paralelo. En mi colonia hubo una enorme fuga de agua en algún lugar, lo que resultó en que nos cortaran el suministro de la misma la mayor parte del fin de semana. Como por esa zona no es normal que haya cortes de agua, al menos mi casa no tiene ningún sistema de emergencia para cuando no hay abasto, pero debería.

Este fin de semana me ha hecho reflexionar lo mucho que la vida moderna depende de un suministro de agua corriente. Nuestras vidas dependen muchísimo del agua. La cosa va a más de no poder bañarte un día o dos, o tener que cruzar la ciudad a casa de tu abuela para poder hacerlo, o de no poder lavar los trastes sucios. Es una situación desesperante donde ni siquiera te es posible ir a tu baño en tu propia casa.

Es una situación muy desesperante no poder siquiera lavarte las manos en casa. Vaya, no tener siquiera una cubeta de agua de lluvia para las necesidades más básicas (como ir al baño por ejemplo).

Qué les digo, este fin de semana me abrió los ojos sobre el agua. Quiero ir más allá de un simple “Cuida el agua”, quédense un día sin agua y verán lo mucho que nuestra vida depende de ella y ni siquiera nos damos cuenta. La tomamos como algo garantizado, grave error.

Algunos pasos para ahorrar agua:

  • Deja el agua corriente de tus necesidades diarias: Es decir, en cualquier tarea que requiera agua, usa una cubeta o tarja y cierra la llave. Cuando el agua corre simplemente es imposible calcular cuánta se está yendo al drenaje de manera innecesaria. Pasa cuando nos bañamos, lavamos los trastes, nos lavamos los dientes. En cualquiera de esas tareas en las que puedas usar algún contenedor: hazlo. Por lo pronto voy poniendo un vaso en todos los baños para eso de lavarse los dientes.
  • Toma tus precauciones cuando riegues y aconséjalas a quien no lo hace: A veces vemos los rociadores de los jardines  prendidos a medio día, el peor horario para hacerlo, ya que mucha del agua se evapora y no llega a las plantas o su misma evaporación las quema. Es mejor regar o muy temprano en la mañana o ya que el sol se esté ocultando. Y si ves que alguien más riega a horas no adecuadas, aconséjele las mejores horas para regar el jardín. Hay algunas cosas más tecnológicas que puedes hacer, como programar los rociadores, tener un detector de lluvia para que no rieguen en los días lluviosos, usar riego por goteo directo en las raíces de los árboles, etc. Pero si no te sientes tan tecnológico o no puedes invertir tanto puedes realizar sólo el primer consejo y con eso vas a ahorrar bastante agua.
  • Detecta fugas: Hace unos meses tuvimos un enorme pleito con la Comisión Nacional del Agua, por un recibo muy alto que llegó a casa. Cuando argumentamos que nuestro consumo de agua no puede ser tan grande, pues sólo somos tres personas que no estamos en casa en todo el día. A lo que la señorita que atendía nos respondió que probablemente teníamos una fuga. Una de mis compañeras le dijo que no era posible, pero yo no me podía sentir tan segura. Uno de los sitios donde es común encontrar fugas no detectadas es en los escusados. Lo que puedes hacer es rociar colorante en el tanque. Si se pinta el agua de la taza también, tienes ahí una fuga constante.

 

 

Espero les sirvan estos tips para ahorrar agua en su vida. En verdad les digo, he visto un futuro sin agua y no me gustó. Y a ustedes tampoco les gustaría. Les dejo aquí una canción de Serrat, cuiden el agua, quieran el agua.

LOS USOS DEL AGUA POTABLE EN EL DISTRITO FEDERAL