Los glaciares de Canadá podrían desaparecer hacia final de siglo

Científicos advierten que el deshielo es imparable debido al aumento de temperatura que el planeta experimenta.

El calentamiento global ha acelerado el derretimiento de los hielos árticos canadienses en un proceso que la comunidad científica y un reciente estudio califican de imparable.

El Alto Ártico canadiense concentra la mayor cantidad de hielo glaciar fuera de Groenlandia y la Antártica, con 146.000 kilómetros cuadrados de hielo sobre 36.000 islas. Según observaciones de los satélites GRACE (Gravity Recovery and Climate Experiment) de la Agencia Espacial estadounidense (NASA), desde 2004 hasta 2011 los glaciares perdieron unas 580 gigatoneladas de hielo.

El estudio publicado en Geophysical Research Letters señala que la perdida de hielo de los glaciares, además del desgaje habitual, se debe a un cambio en el balance superficie-masa que conlleva un escurrimiento de agua de deshielo producto del calentamiento inducido, que logra superar la acumulación de nieve (proceso esencial en la formación y mantenimiento de los glaciares).

Con un modelo climático que combina atmósfera y nieve, los científicos de la Universidad de Utrecht recrearon los cambios vistos en la masa glaciar para predecir los cambios en un posible futuro con mayores temperaturas. Al aplicar este modelo a datos entre 1960 a 2011, los autores determinaron que su modelo reproduce de manera acertada las pérdidas observadas en los glaciares, incluida la reciente disminución en la tasa de deshielo.

El estudio indica que para el año 2100, cuando el archipiélago ártico esté 14 grados Fahrenheit más caliente, la perdida de hielo será de unas 144 gigatoneladas por año (actualmente es de 92 por año), lo que implica una perdida de masa glaciar del 18%. Con la tendencia actual, el proceso de perdida se ve irreversible.

Pero los hielos polares no son los únicos afectados por el calentamiento global. Los picos nevados de los Andes en la Región de Áncash en Perú también desaparecen. En este caso es el nevado Yanamarey, en la Cordillera Blanca, al cual le quedarían sólo 0,2 kilómetros cuadrados de nieve en su superficie. De acuerdo con el jefe del Parque Nacional Huascarán, Ricardo Gómez López, en el mejor de los casos los hielos podrían durar unos cinco años más. Una situación similar le espera al Pastoruri, que desde el 2007 es parte de la ruta turística conocida con el nombre de “Ruta del cambio climático”, iniciada el 2005 con la desaparición del nevado Broggi.

Link: Video muestra dramático derretimiento de hielos en Groelandia

Fuente: Científicos determinan que una parte de los glaciares de Canadá podrían desaparecer (Emol)