Perros ovejeros maremma protegen a especies en extinción

Los mejores amigos amigos del hombre ahora están a disposición de especies vulnerables.

En 2005 la población de pingüinos azules o también llamados pingüinos pequeños en Australia pasó de contar con más de 700 ejemplares en los noventas a menos de diez en el nuevo milenio. El municipio de Warrnambool buscó una solución al problema que podría terminar con la especie por completo.

El lugar era rocoso, pero la marea bajaba bastante y es por eso que podían ingresas extraños y por supuesto los temidos zorros rojos. Construir una costanera fue el primer paso, así se mantenían a raya los curiosos. Los zorros eran un tema aparte.

Un joven estudiante llamado David Williams habló con el alcalde y le propuso que utilizaran a un perro ovejero maremma para proteger a los pingüinos como lo hacían con las gallinas. La desesperación era tal que se procedió a realizar una reunión y se decidió probar la idea de Williams por un par de semanas. Fue tanto el éxito de la propuesta que aún se mantiene vigente y con la ayuda de los canes se ha logrado recuperar la población casi en su totalidad. En estos momentos se comenzó a implementar en otras localidades de Australia. A la pareja de perros heroicos se los bautizó como Eudy y Tula que corresponde al nombre científico de los pingüinos eudyptula minor. 

El ejemplo australiano fue llevado al continente negro, en donde los perros están entrenados para detectar a los cazadores furtivos que están llevando a los rinocerontes a un escenario de extinción. Los pastores belgas dan aviso a los guardias y son capaces de rastrear a los cazadores.

maindogrhino.jpg

 Ahora junto con el título de mejor amigo del hombre se le debería colgar también el de protector del medio ambiente.

Links: La amistad entre un oso polar y un perro

 Un perro participó del operativo que dio muerte a Osama

Los perros pueden ser entrenados para oler el cáncer

Fuente: How dogs help protect threatened species (MNN)