Toldo: Un felino que visita a su amo en el cementerio y le lleva regalos

A falta de dinero para comprar flores el fiel gatuno lleva diferentes regalos a su amo Renzo.

Quienes tenemos mascotas sabemos que estas nos quieren tanto o más que nuestra propia madre. Es verdad que a veces cometen travesuras y pareciera que lo único que les importa es la comida. Pero en realidad, su amor es puro y desinteresado. Prueba de esto es el conocido caso de Hachiko un perro akita que hace varios años atrás acompañaba diariamente a su amo, profesor de la Universidad de Tokio, a la estación de trenes de Shibuya y esperaba que volviera a las nueve. Pero un día el profesor no regresó producto de un derrame cerebral que le causo la muerte. Lo hermoso e inexplicable es que el fiel perrito esperó todos los días de su vida el regreso de su amo. Durante nueve años, a la misma hora, Hachiko se plantaba en estación de trenes de Shibuya con la esperanza de que llegara el profesor, siguió con esta rutina hasta que murió en el mismo lugar. Así hay varios casos de amor incondicional, el más reciente es el de un felino, que algo más listo visita a su amo en su propia tumba e incluso le lleva regalos.

Hace más de un año que en el cementerio de Toscana, en Italia, se ve a un minino que diariamente visita la tumba del que fue su amo. Se trata de “Toldo”, un gato gris con blanco de tres años que extraña mucho al fallecido Renzo Lozelli, quien lo trajo desde muy pequeño a casa.

Al principio Toldo acompañaba a la viuda de Lozelli al lugar, pero cuando ésta no iba decidió hacer las visitas por su propia cuenta y no cualquier visita. A falta de dinero para comprar flores el fiel gatuno lleva diferentes regalos a don Renzo.

“Toldo lleva pequeñas cosas, ramitas, hojas, mondadientes, vasitos de plástico”, comenta la viuda.

El gato Toldo ya es conocido por todo el cementerio y el barrio aledaño, la gente se extraña cuando el bigotudo no aparece y es que el pobre también se ha enfermado de una bronquitis que incluso no lo deja levantarse. Aunque en cuanto se siente mejor mueve sus patitas hacia el panteón, pero antes pasa a recolectar algunos regalos para su adorado amo.

Por lo general las mascotas que visitan a sus amos en el cementerio son perros, doble mérito para Toldo, un felino muy particular.

Fuente: Maúlla al más allá: Un gato visita a diario la tumba de su amo con “regalos” (RT)