El chef rockero: Sobre accidentes carneos y trazas

“Bueno, Raúl está un tanto enojado y se siente un poco violado por un camarón en la empanada oriental y esta haciendo mucho escándalo, como siempre porque es súper emo”…

Hoy por la tarde me sucedió la peor pesadilla que puede tener un vegetariano en su vida. No, no es esa coliflor mal cocida o la falta de hidratación de la carne de soya, sino la barbarie de encontrar un resto de carne en mi plato de comida. Era un camarón dentro de mi gyosa de verduras. Lo peor fue que no me di cuenta con la vista, sino con el sabor. Uno de los más desagradables que he sentido desde hace mucho tiempo.

¿Han visto advertencias en paquetes de cosas? por ejemplo : “Este alimento fue procesado en líneas donde se ha procesado soya, maní y cocaína”, bueno eso es porque generalmente no hay líneas de proceso suficientes para abastecer la demanda y muchas veces se tienen que procesar los mismos alimentos “especiales” para nosotros los vegetarianos/veganos en líneas de proceso donde puede haber pasado tanto: leche, huevo y en el peor de los casos; carne.

Una vez con un agente de una asociación animalista de Chile hablábamos sobre las “trazas” que podían contener ciertos alimentos formulados en laboratorios. Para que sepan según Wikipedia una traza, en la química analítica, es: “una cantidad minúscula de una sustancia en una mezcla”. Mi punto de vista es el de un trabajador de la fruta orgánica, un tanto extrema: en los alimentos fabricados para el consumo del publico vegetariano, y es más, en general no debería haber trazas.En las frutas orgánicas pasamos por muchos procesos de revisión que demoran años antes de poder ser reconocido como un productor de alimentos libres de todo químico.

Sé que pueden estar pensando: “Bueno, Raúl está un tanto enojado y se siente un poco violado por un camarón en la empanada oriental y esta haciendo mucho escándalo, como siempre porque es súper emo”, pero para mí es fundamental poder confiar en las cosas que estoy comiendo.

El tema de la trazas es un tema que me pone un poco histérico. Son concentraciones tan mínimas muchas veces que son inocuas al ser humano, en otros casos como el de los alérgicos al maní, pueden resultar en una enfermedad muy fea y/o la muerte.
En mi país al menos la ley dice que: “los siguientes alimentos y sus derivados deberán ser etiquetados en forma obligatoria de acuerdo a lo establecido en del Reglamento Sanitario de los Alimentos, artículo Nº 107, letra h).

  • Cereales que contienen gluten: Trigo, Avena, Cebada y Centeno, Espelta o sus cepas híbridas, y productos de éstos.
  • Crustáceos y sus productos.
  • Huevos y productos de los huevos.
  • Pescados y productos pesqueros.
  • Maní, Soya y sus productos.
  • Leche y productos lácteos (incluida lactosa).
  • Nueces y productos derivados.
  • Sulfito en concentraciones de 10 mg/kg o más.”

En algunos países hay certificaciones de alimentos veganos/vegetarianos, Estados Unidos y Reino Unido, por ejemplo. En mi cabeza falta uno de estos aquí. Un ente que pueda visar los diferentes métodos de producción de las procesadoras de alimentos y protegernos ante estos errores involuntarios, contaminaciones cruzadas y/o camarones en una gyoza de verduras.

En mi caso fue un accidente que me demostró que el envase claramente era de gyozas de verduras y que se diferenciaban en muchas cosas de las de camarón, pero son cosas que se pueden evitar desde la fabrica y que no se hacen, porque no hay entes preocupados por minorías de pensamiento como la nuestra. Minorías, algo que está muy en boga estos últimos días, ¿no?