¡No puede ser! Elefante asiático pronuncia palabras en coreano

Investigadores de la Universidad de Viena analizar cómo y por qué un elefante joven aprendió a imitar el habla humana.

Si te parecía una fantástica pieza del celuloide el ¡NO! de Cesar, protagonista de El Planeta de los Simios, esto puede que te haga considerar la posibilidad que también el lenguaje nos sea arrebatado como habilidad exclusiva de los humanos.

Nos sorprendimos hace algunos días con la revelación de que una beluga  imitó sonidos humanos…pero fue solo el comienzo.

Siéntate. Una  investigación de la Universidad de Viena, recientemente publicada en la Revista Current Biology,  intenta dar explicación a un perturbador e insólito acontecimiento. Se trata de un elefante asiático que imita el habla humana y es capaz de pronunciar al menos cinco palabras en koreano.

Koshik vivió toda su juventud en un Zoológico de  Corea del Sur, y esta sería la explicación que darían los expertos. Dado a que el elefantito no tuvo contacto con animales de su especie durante su desarrollo, comenzó a generar este tipo de comunicación. Sabemos que el lenguaje tiene una dimensión cognoscitiva, pero también una social muy poderosa que nos hace vincularnos afectivamente con los demás y es esto lo que motivó a Koshik a pronunciar annyong (hola), Anja (sentarse), aniya (no), nuo(acostarse) y choa (bueno).

Como un elefante no tiene la misma capacidad anatómica de un  loro, pero sí, al igual que ellos tienen la capacidad neuronal para percibir y decodificar el lenguaje humano, debe utilizar una herramienta (un pequeño trozo de madera que coloca en su boca ayudado con su trompa) para reproducir la señal de voz, hecho que nos habla de una inteligencia y empatía abrumadora.

Los simios también conocen el lenguaje humano pero la constitución de su laringe no les permite mencionar palabras y solo utilizan las señas. Para que vayas internalizando que en evidencia la Declaración de Cambridge no era una broma. Los animales, aves y otros seres como los pulpos, sí tienen consciencia de sí mismos y su entorno.

Míralo para que creas lo que acá está escrito.

Fuente: Asian Elephant who Speaks Korean: Koshik (Sci-News)